Miles de tolimenses conmemoraron el Día del Trabajo con consignas por derechos laborales

HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
Además de los reclamos históricos al Gobierno nacional, las centrales de trabajadores del Tolima hicieron un llamado a cuidar el proceso de paz y a salvaguardar el patrimonio natural de la región.

Una multitud de personas se unió a la conmemoración del Día del Trabajador con una marcha que inició en la Casa del Maestro, sobre la calle 37, y terminó en la plazoleta Darío Echandía, donde hubo intervenciones culturales.

Las principales centrales de trabajadores y organizaciones sindicales del Tolima afiliadas a la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), así como movimientos estudiantiles y políticos, especialmente de izquierda, exigieron al Gobierno nacional mejores condiciones labores y sociales.

Pedro Varón, presidente de la CUT en el departamento, indicó que dada la coyuntura política del país, elevan al Gobierno un especial llamado a salvaguardar la implementación de los acuerdos de paz suscritos con la desaparecida guerrilla de las Farc. También, solicitó avanzar en los diálogos de paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

“Además, requerimos un Estatuto del Trabajo que dignifique realmente la relación laboral y respete los derechos adquiridos, que elimine la tercerización y plantee la recuperación de las horas extras de recargo nocturno y las condiciones fundamentales para tener un trabajo digno”, aseguró el líder sindical.

También se levantaron consignas en defensa del agua y el territorio, y los mecanismos de participación ciudadana, exigir garantías a las libertades sindicales, combatir el empleo informal, reformular la política de pensión y seguridad social para las madres comunitarias, rechazar el asesinato de líderes sociales y buscar nuevas normas encaminadas a la flexibilización laboral.

Para los trabajadores, la fecha significa un encuentro de dos caras: por un lado, la fiesta popular, que celebra la cohesión social y sindical a través de cánticos y muestras artísticas y, por otro, el descontento generalizado por las continuas faltas del Gobierno en materia laboral y garantías a la asociatividad.

En la marcha, Álvaro Vargas, directivo del Sindicato de Maestros del Tolima (Simatol) ratificó una jornada de paro de 48 horas para el próximo 9 y 10 de mayo debido a los incumplimientos del Ministerio de Educación en temas como incrementos salariales y la salud de los educadores y sus familias.

“En segundo lugar, nos movilizaremos para exigir el cumplimiento del pliego de condiciones firmado en junio del año anterior. También queremos condenar la política neoliberal, por eso estamos a la expectativa de que el Gobierno priorice una educación gratuita, de calidad, científica al servicio de las comunidades”, comentó.

Jesús Antonio Quintero, presidente de Asociación Nacional de Trabajadores del Sistema Judicial en el Tolima, indicó que la rama requiere de personal y más insumos para desarrollar sus actividades. “Prácticamente nos encontramos en paro por falta de presupuesto y elementos para poder cumplir una administración de justicia inmediata a la población”, aseguró.

Por otro lado, Deyanira Espinosa, presidenta del Sindicato Nacional de Empleados de la Salud (Sindes) en Ibagué, hizo un llamado a las entidades del orden departamental y nacional para que trabajen en beneficio de los centros hospitalarios del Tolima, especialmente el Federico Lleras Acosta “para que no sea privatizado y se respete el derecho de los tolimenses”.

REDACCIÓN POLÍTICA

Comentarios