Se cumplen 17 años del asesinato de voceadora de El Nuevo Día en ‘Ronces’

Se cumplen 17 años del asesinato de voceadora de El Nuevo Día en ‘Ronces’
Esta semana se cumplen 17 años de los asesinatos de Elizabeth Obando, encargada de la distribución del periódico El Nuevo Día en Roncesvalles, y de la personera de la localidad, Ángela Yesenia Bríñez, a manos de miembros del frente 21 de las Farc, que las obligaron a descender del bus en el que viajaban durante un retén ilegal en el corregimiento Playarrica.
ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
En Roncesvalles la presencia de la Fuerza Pública fue escasa.
Foto: ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
12 Jul 2019 - 3:01am

El 11 de julio de 2002, las dos mujeres viajaban en el bus de Velotax que cubría la ruta Ibagué - Roncesvalles y aproximadamente entre las 7 y 8 de la mañana fueron abordadas por miembros de esa guerrilla. Una vez verificaron sus identidades, las retuvieron y autorizaron a los demás pasajeros continuar el viaje. Minutos después le dispararon. Obando fue trasladada al hospital Federico Lleras, donde murió dos días después, mientras que Bríñez sí murió en el lugar.

Este hecho estaría relacionado con un enfrentamiento público entre Gustavo Bocanegra, entonces jefe del frente 21 de las Farc, y Obando a raíz de una información publicada en El Nuevo Día, el 21 de septiembre de 2001, en la que se denunció que en Roncesvalles, las Farc estaban realizando una reforma agraria de facto.

Además, en el artículo se establece que en el municipio se extorsionaba a la población y se recluía a los jóvenes de la región. En plaza pública, el jefe guerrillero, conocido como ‘Donald’ le recriminó el por qué del contenido de la información y que le había advertido que dejara de distribuir el periódico o que se atuviera a las consecuencias.

Obando había informado a este diario de la advertencia de las Farc para que dejara de distribuir el periódico.

A causa de estas amenazas las directivas del diario decidieron interrumpir la distribución del periódico en la población.

En su momento, la Fiscalía responsabilizó a Arnulfo Antonio Echeverry Arango y Luis Eduardo Rayo como los guerrilleros que participaron de la detención ilegal del bus donde se movilizaban las dos víctimas, pero fueron absueltos por un despacho judicial. Roncesvalles fue uno de los tantos municipios afectados por el accionar de la desaparecida guerrilla.

Publicada por
EL NUEVO DÍA