‘Las investigaciones no son un lastre para mi candidatura’

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
Reconocido como el candidato oficialista a la Alcaldía de Ibagué, José Alberto Girón, avalado por los partidos Mais y Aico, dijo que corregirá algunas cosas que no ha hecho el Municipio y planteará nuevas ideas.

Con una exitosa carrera como ingeniero, ¿por qué decidió saltar a la política electoral?

Por dos circunstancias: primero, porque me mueve el servicio al ser humano y, segundo, por el profundo amor que le tengo a Ibagué, mi tierra. Muchas veces uno está viendo los toros desde la barrera y rechaza hacer parte de la faena, pero esta vez sí lo voy a hacer, porque tengo la experiencia, la competencia y la capacidad para desenvolverme en el cargo.

¿Se reconoce como el candidato oficialista?

Diría que es la gente la que me encasilla ahí. Ven que durante dos años y 10 meses trabajé con el actual alcalde e interpreté la visión de ciudad, demostrando al frente del Ibal que lo público sí puede ser eficiente. Nosotros queremos trazar un camino de continuar lo bueno, corregir lo que no se ha hecho y potenciar las nuevas ideas. Ahora, las ciudades del mundo exitosas se han construido sobre lo que ha venido haciendo cada gobernante anterior a él. Estoy proponiendo gobernar desde el territorio, continuar con los grandes procesos estructurales y poner a la ciudad en el centro, no a un candidato.

El espectro político, ¿dónde se sitúa?

Siempre he sido de centro, con ideas que lleven a la ciudad a la transformación, el cambio y progreso. 


¿Cree que las investigaciones disciplinarias en su contra pueden ser un lastre para su candidatura?

Creo que no. Una investigación no quiere decir que uno sea culpable. Usted puede ser inocente o imputado. Estas investigaciones son disciplinarias, pero de tipo administrativas que, con acervo probatorio, uno perfectamente aclara que se obró correctamente. Entonces no es ningún impedimento o lastre para que la gente no entienda que uno ha hecho las cosas bien. Las obras hablan por nosotros y seguirán hablando. 


¿Qué le responde a quienes lo cuestionan porque supuestamente su patrimonio creció de forma exorbitante durante su paso por el Ibal?

Eso es una falsedad. El año pasado salió la investigación  en la Procuraduría y la archivaron porque no hay un ápice de duda sobre mi patrimonio. Yo llevo 33 años ejerciendo mi profesión, haciendo obras de enorme magnitud, como lo referencié cuando me posesioné. Tengo todo absolutamente declarado en la renta. 


¿Y qué decir frente a que supuestamente ha controlado el Ibal a través de sus sucesores? ¿Y qué piensa de que la Procuraduría haya suspendido a Mario Casas, que estaba encargado?

Yo dejé el Ibal el 26 de octubre de 2018, desde entonces no tengo ninguna incidencia en el Ibal. Las personas que a bien ha tenido nombrar el alcalde son de su resorte. En relación con la suspensión del ingeniero Casas, siempre he dicho que miren las dos caras de la moneda. Yo, que he sido sujeto disciplinario de muchos procesos a lo largo de mi vida pública, porque uno siempre está sujeto a eso, digo que hay que esperar. Según veo en noticias, el sujeto procesal no ha sido escuchado. 

Usted ha dicho que una característica suya es la apertura al diálogo. ¿No va a tener la soberbia que algunos dicen tuvo el Alcalde para hablar con los empresarios?

Claro que vamos a tender puentes. Soy un hombre de ideas profundas y bien formado, pero propendo por la concertación y le doy la razón a quien la tiene cuando me la demuestre. De los cuatro ejes de mi programa de gobierno, el desarrollo económico es el más importante y está enfocado en la sinergia que se haga entre el Estado, el empresario y la academia. Tenemos que dar las condiciones para que el empresario siga creciendo. Por esto, en el marco de lo que se va a llamar la ‘Ruta I’, voy a crear el comité de la innovación y el emprendimiento, que estará presidido por el alcalde y va a tener presencia de todos los gremios.

Se advierte que va a ser difícil administrar la ciudad con un escenario financiero complicado por los millonarios empréstitos del Alcalde. ¿Usted qué piensa?

El Municipio tiene un tope de endeudamiento que no se ha pasado. Cuando uno es administrador, tiene que echar mano de la capacidad de endeudamiento para poder hacer las obras. El año entrante van a haber finanzas más robustas y frescas porque tenemos unas tasas de impuestos que nos van a permitir tener un 30 o 40 por ciento más de ingresos. El Municipio va a tener deudas, pero va tener cómo pagarlas. Esto aunado a que las obras siniestradas de los Juegos Nacionales ya fueron asumidas y el acueducto ya está financiado.

EL NUEVO DÍA

Comentarios