“Siempre que hayan garantías vamos a estar con la paz”, Gustavo Bocanegra

“Siempre que hayan garantías vamos a estar con la paz”, Gustavo Bocanegra
Gustavo Bocanegra, candidato a la Asamblea por la Farc, dijo que la decisión de algunos exguerrilleros de retomar las armas es resultado del incumplimiento del Gobierno para implementar el acuerdo. Pidió proteger la paz.
1 Sep 2019 - 8:59am

¿Qué opina de que algunos de los excabecillas de la guerrilla vuelvan a las armas?

Lo que vimos fue el resultado del incumplimiento del acuerdo de paz y el sabotaje permanente del Gobierno nacional al proceso. Después de casi tres años, no se ha puesto a andar la reforma rural integral, en muchos espacios territoriales los proyectos productivos no arrancan, no han sido suficientes las medidas para garantizar la participación política, van más de 400 líderes y más de 140 exguerrilleros asesinados y la estigmatización continúa. Todo esto lo único que puede generar son brotes de alzamiento armado como el que estamos viendo.

Rodrigo Londoño y otros dirigentes del partido Farc han reafirmado su compromiso con la paz. ¿Cree que las bases y la militancia también están en esa línea?

Siempre que hayan garantías vamos a estar con la paz. La paz hay que defenderla y hacemos un llamado a rodearla y protegerla para que sea estable y duradera. Por eso hacemos un llamado a que el pueblo se movilice en defensa del proceso y exija el cumplimiento del acuerdo.

Al Gobierno hay que exigirle que pare toda esa máquina bélica que tiene desde el Congreso, a través del ‘uribismo’, porque está logrando que compañeros vuelvan a coger los caminos de la guerra.

¿Qué tanta capacidad de convencimiento puede tener esta nueva guerrilla en los excombatientes?

Tiene mucha capacidad porque el incumplimiento empuja a la gente a la confrontación. En general, mientras haya desigualdad social, hambre, miseria y falta de salud, educación y tierras para trabajar, la gente tomará algún rumbo para reclamar sus derechos, una de ellas puede ser una reacción militar o guerrillera. La solución la tiene el Gobierno en las manos: en vez de sabotear la paz, tiene que cumplir los acuerdos.

El Gobierno no le reconoce ningún carácter político a esta nueva organización y, al contrario, dice que su motor son las economías ilegales. ¿Usted qué piensa?

Yo no puedo hablar el lenguaje del Gobierno. Cuando estábamos en la guerrilla el Gobierno nos acusó de narcoterroristas. Me parece que el discurso fue muy político.

¿Qué le responde a quienes dicen que el incumplimiento también ha sido de los excombatientes?

Que lean los acuerdos. Si se hubiera implementado al pie de la letra desde que se firmó, hubiésemos evitado todos estos problemas en el país. Es que llevamos tres años, pero seguimos como si fuera el primer día que llegamos a las zonas veredales. Sin embargo, los exguerrilleros que estamos en el Tolima seguimos con el acuerdo y tenemos esperanza de paz porque la mayoría ya tenemos familia, hijos, hogares y pensamos en el bienestar de ellos. El problema está en que empiecen a perseguirlos, hacerles montajes judiciales, continúen asesinando líderes sociales y a hacer toda una cantidad de triquiñuelas para llevarnos a la confrontación.

¿Cree que este hecho puede afectar las aspiraciones políticas de excombatientes como usted?

Es posible que nos afecte en el sentido de que empiecen a señalarnos por parte del Gobierno y miembros del ‘uribismo’ como el diputado Milton Restrepo, un buen discípulo de Álvaro Uribe que dijo que así como se debe ordenar la captura de Iván Márquez, tenían que ir capturar a la gente que estamos en los espacios territoriales, incluyéndome a mí. ¿Eso qué aporte le hace a la paz cuando quienes estamos trabajando por el proceso somos señalados por gente que tiene la cabeza llena de odio? Este señor es muy irresponsable. Yo sí lo invito a que se presente a la JEP para que ayude a contar las verdades de sus patrones que en el Tolima han sido responsables de los paramilitares en varias regiones.

¿A eso se refiere con estigmatizaciones?

La campaña de estigmatización en el Tolima ya está, por eso voy en lista cerrada a la Asamblea, porque incluso algunos que dicen ser de izquierda les dio miedo juntarse con nosotros para dar esta pelea en defensa del acuerdo. Pero las comunidades deben entender que estamos apostando a la paz desde los territorios. Pienso que hay que pelear para que el pueblo no siga dejándose empujar a la guerra, porque aquí quienes van a morir definitivamente son los hijos de campesinos humildes y gente de los barrios populares que nada tienen que ver en esto. Habrá gente que se vaya para la guerrilla y otros para el Ejército, pero el que pierde es el pueblo.

Publicada por
EL NUEVO DÍA