“Tolimenses deben votar por quienes hacen política con ideas, no con plata”, Aída Avella

COLPRENSA - EL NUEVO DÍA
La senadora Aída Avella, de la Unión Patriótica, hizo un llamado a la ciudadanía del Tolima para que no vote por los aspirantes que invierten mucho dinero en campañas. Habló sobre las candidaturas alternativas de la región.

¿Qué lectura hace de la realidad política local?

Aquí se ha dado un factor interesante, que son las alianzas de los sectores alternativos, eso nos va a dar una dimensión muy amplia, sobre todo para que los ciudadanos puedan escoger nuevas personas. Nosotros estamos apoyando a Miguel Moreno a la Asamblea y a Hugo Zárrate a la Alcaldía. Los colombianos y tolimenses deben tener en cuenta que estas elecciones también van a ser una prueba: o dejan que corruptos sigan comprando las elecciones o votamos por personas distintas que hagan política con ideas y no con plata.

A nivel regional, las estructuras clientelistas son fuertes. ¿Cree que los sectores alternativos tienen una opción en estas elecciones?

La ciudadanía debe mirar bien por quién vota. El que llega pagando, llega robando. Hay personas en las regiones que se vuelven caciques electorales y que han venido de elección en elección invirtiendo mucha plata para comprar votos y llenar de vallas el departamento. Nosotros tenemos una característica: hacer la política sin plata, es nuestra carta de presentación. Nosotros hacemos políticas con ideas íntegras, mientras los otros hacen política con dineros e ideas recortadas.

En Ibagué el proceso de unidad ha tenido algunas fisuras. Además, algunos continúan pidiendo una alianza entre Zárrate y el candidato del Mais, José Alberto Girón, quien es visto como el aspirante del alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo. ¿Qué opina?

Para mí lo mejor es que hubiera habido un solo candidato. Yo estimo a los Jaramillo y puede que tengan una posición más democrática, pero siempre se debe pensar en el Municipio, no en cuestiones familiares ni sectoriales.

Lo ideal es tener procesos de unidad sólidos, aunque muchas veces no se logra. Uno tiene que ser generoso en la política y saber que no todos van a pensar como uno. Esas diferencias no se zanjan teniendo candidatos por un lado u otro, sino uniéndonos en todo lo que nos identifica. Esa es la forma de llegar a disputarle el poder a quienes lo han tenido siempre y han sumido este país en la miseria.

Cambiando de tema, ¿qué balance hace de la situación de derechos humanos en el gobierno Duque?

Terrible. Para nosotros ha sido lamentable que un joven presidente piense como los que no lo son. Para mí, el que manda es Uribe y nos quiere regresar a la guerra. Tenemos un presidente débil que va a la ONU a hablar de Venezuela, mientras dice que en Colombia no hay un solo líder asesinado, cuando en realidad estamos viendo un genocidio con la colaboración de agentes estatales.

Hay listas para matar, igual a como lo hicieron con la Unión Patriótica. Saben dónde viven, quiénes integran su familia, cuáles son sus rutinas. ¿Quiénes pueden hacer la inteligencia en este país? Al sicario le han dado toda la información para que maten al líder. Hay permisividad frente al asesinato de los líderes, que el presidente lo niega es otra cosa. Es muy problemático que el presidente más joven de este país nos pueda regresar al pasado, a la guerra. En Naciones Unidas dice que está con la paz, pero no hay plata para la implementación.

¿Cómo ve el proceso de reincorporación de excombatientes? ¿Cree que los incumplimientos los empujen a engrosar la disidencia que se alzó en armas?

Cuando uno toma un gobierno sabe los problemas que hay, pero no han adelantado la implementación como se debería. Quienes están rodeando al presidente, lo han hecho muy mal, como el doctor Miguel Ceballos, un Alto Comisionado para la Paz que es guerrerista. Ahora, no quisiéramos que los excombatientes regresaran a las armas. Los llamamos para que aún en medio de las dificultades, permanezcan y tengan más paciencia que desde el Congreso estamos luchando. El presidente tiene que tener buenos asesores y sacar a todos esos guerreristas. Nadie dice que no lleve a su gente de confianza, pero no escoja a lo más guerrista del país.

¿Cree que prosperará la idea de reglamentar la protesta?

De ninguna manera. Es algo que no va a prosperar. La presión ciudadana de los jóvenes en este país ha sido decisiva. Por ejemplo, ahora los estudiantes se han revelado contra la corrupción. Las universidades no pueden darse el lujo de albergar rectores indecentes y corruptos. Los estudiantes tienen que moverse para defender que el presupuesto se invierta y que no haga parte del botín politiquero.

EL NUEVO DÍA

Comentarios