“Estamos siguiendo la entrega de kits nutricionales en Ibagué”, contralor municipal

El contralor Iván Darío Delgado aseguró que junto con otras entidades vigila de cerca los dineros destinados para enfrentar el Covid-19 en Ibagué. También habló de su plan de trabajo para los dos años en los que estará y dijo que trabajará con independencia.
PUBLICIDAD

Usted llegó a la Contraloría a pocos días de que estallara la crisis del Covid-19. ¿Cómo fue ese arranque?

Desde el momento de mi elección empecé a realizar un trabajo con cada uno de los grupos auditores encaminado a conocer el proceso auditor, los porcentajes ejecutados y fijar unas nuevas directrices en cuanto a la verificación de la contratación, haciendo uso de las nuevas tecnologías de la información para hacerlo más amplio y efectivo. Luego, en virtud de la situación que se presenta, se coordinó con cada uno de los grupos la realización de auditorías de manera virtual, dando aplicación a la normatividad de teletrabajo en cada una de las direcciones. Las auditorías continúan y esperamos tener resultados para finales de junio o principios de julio, haciendo claridad de que si se llega presentar una situación en cuanto al confinamiento deberemos modificar la programación.

 ¿Cómo está vigilando la Contraloría los recursos destinados para esta emergencia?

Teniendo en cuenta la resolución 034 de 2020, que recuerda a los sujetos vigilados la obligación de remitir todas las actuaciones que emita en virtud de la emergencia sanitaria, la Contraloría ha revisado los actos administrativos de declaratoria de urgencia manifiesta emitidos por la Alcaldía y la Unidad de Salud de Ibagué. De igual manera, se está haciendo un proceso de revisión precontractual y contractual.
La Alcaldía ha hecho un proceso contractual mediante el cual se adquirieron 52.000 kit, los cuales, con corte a 31 de marzo, la encargada de entregarlos es la empresa 472. La Contraloría está trabajando en articulación con la Personería, la Contraloría General y la Defensoría del Pueblo para hacer seguimiento a estas entregas en dos fases: la primera en cuanto al tema contractual y el contenido de cada kit alimenticio, y la segunda es la verificación en campo de algunas de la entregas, esto a raíz de denuncias de que están siendo manipuladas por funcionarios de la Alcaldía y obedece a criterios políticos.
 
Al margen de esto, ¿hay casos en particular a los que ya le haya puesto la lupa?

Sí, claro. Hay situaciones que preocupan a la comunidad y al órgano de control. Uno de esos temas es la planta de personal que se contrató en la anterior Administración en el Ibal, otro es los bienes fiscales del Municipio que fueron dados en arrendamiento, los suministros de los elementos de la Alcaldía y entidades descentralizadas. Son varios temas que se encuentran en los procesos de auditoría, con las que buscamos obtener la información necesaria para saber si existió o no un posible detrimento patrimonial.

Usted fue elegido por un periodo de dos años. ¿Cómo va a aprovechar un periodo tan corto?

Efectivamente es un periodo corto. Por ese motivo, cuando estaba confeccionando mi plan de acción, se planteó trabajar sobre lo que ya se ha venido trabajando. Conozco la entidad desde adentro, porque tengo la bendición de haber sido director de Responsabilidad Fiscal durante muchos años, y conozco las capacidades de las personas que trabajan acá. Entonces, si bien este tiempo es corto, tengo el convencimiento de que con el grupo humano con el que contamos vamos a avanzar en la modernización y la utilización de herramientas. Lo vamos a lograr retomando las buenas experiencias que se han desarrollado al interior de la entidad y teniendo en cuenta la capacitación que se le va a brindar a cada uno de los funcionarios.

 ¿En qué acciones se va a enfocar?

Es necesario que la Contraloría avance en dos aspectos principales. Uno es un ejercicio auditor moderno y eficaz, en el que el proceso sea aliado con el fin de obtener un estudio y verificación de alto porcentaje de inversión de los recursos y qué impacto ha tenido. Y dos, la modernización y actualización en el ejercicio de responsabilidad fiscal en el cual buscaremos que se evacuen los procesos en el menor tiempo posible.
Gran parte de mi gestión va a estar encaminada a obtener una decisión final en un tiempo corto y si se han perdido recursos, que se puedan recuperar de manera eficaz. También está la necesidad de vincular a la ciudadanía a través del control social participativo, que si bien se viene desarrollando, vamos a fortalecer y daremos las herramientas a los ciudadanos.

Su elección estuvo rodeada de controversia porque supuestamente es afín al alcalde Andrés Hurtado y el ‘barretismo’. ¿Qué puede esperar la gente de su independencia?

Solo tengo que decir que me presente a un concurso público de mérito en el que cumplí los requisitos legales y la etapa de conocimiento. No tengo  conocimiento de acuerdos políticos. Estoy dispuesto a hacer un trabajo técnico en pro del bienestar de la sociedad de Ibagué. Mi trabajo va a ser totalmente independiente y acorde con mis conocimientos.
 

EL NUEVO DÍA

Comentarios