Excombatientes de Icononzo accederán a vivienda propia

Crédito: Suministrada - EL NUEVO DÍA
Como parte del proceso de reincorporación, ayer se firmaron las escrituras y el acta de entrega de 22 hectáreas de tierra en el antiguo espacio territorial de la vereda La Fila, de Icononzo, para el beneficio de los excombatientes y sus familiares. Este proceso de compra contó con una inversión de $491.5 por parte de la Nación.
PUBLICIDAD

La adquisición de los terrenos, por medio de la Agencia Nacional de Tierras (ANT), marca el inicio del proceso de construcción y consolidación de proyectos de vivienda para cada una de los 221 excombatientes y sus familias que habitan el antiguo espacio territorial, bajo la gestión del Ministerio de Vivienda a través del Subsidio Familiar de Vivienda de Interés Social Rural.

El Consejero Presidencial para la Estabilización y la Consolidación, Emilio Archila, dijo que aunque la compra de predios no estaba contemplada en los Acuerdos, este supone otro paso concreto de apoyo a los excombatientes y se fortalece la denominada política de Paz con Legalidad del presidente Iván Duque.

“Como parte del programa de dotación de tierras, el predio del antiguo espacio territorial, que se encontraba en alquiler, pasa a manos de la ANT con el propósito de destinar su uso a vivienda campesina rural y darle continuidad al desarrollo de proyectos productivos de las personas que le apostaron a una paz con legalidad”, precisó Myriam Carolina Martínez, directora Nacional de Tierras.

Tras la compra del predio y una vez se obtenga la licencia de parcelación rural y de construcción por parte de la Alcaldía de Icononzo, la Universidad Nacional de Colombia (Medellín), iniciará la fase de estudios de pre-factibilidad y se proyecta para seis u ocho meses, la entrega de estos.

Andrés Stapper, director general de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización, enfatizó que “estamos en el proceso de transformar figuras transitorias de espacios territoriales, en escenarios de carácter permanente para fortalecer el arraigo de la población excombatiente y permitirles avanzar de manera exitosa hacia la legalidad”. 

El consejero Archila explicó que “con la compra de este predio en Tolima, reafirmamos nuestro compromiso como Gobierno, al brindarles la oportunidad de acceder a vivienda propia y contribuir a su sostenibilidad económica mediante el desarrollo de unidades productivas”.

La excombatiente Diana Viloria, por su parte, dijo que “este es un logro muy importante para la consolidación de este proceso, que no es más que la apuesta que hemos venido haciendo en la construcción de la paz, de la formación de nuevos núcleos familiares, del desarrollo de proyectos productivos y de la voluntad por la paz ”.

Proyectos productivos

Los habitantes del antiguo espacio territorial La Fila en Icononzo, se destacan por su impulso productivo en temas de ganadería, porcicultura, piscícola, cultivos de café y sacha inchi, confecciones y comercialización textil, además de iniciativas de turismo, sistema de riego comunitario, servicio y comercialización de cerveza.

El Gobierno ha aportado aproximadamente $1.200 millones para el desarrollo de diferentes actividades productivas con las que se han beneficiado 160 personas, entre excombatientes, familiares y miembros de la comunidad.

Aunque los espacios territoriales no se establecieron en el Acuerdo de Paz como figura permanente, el Gobierno nacional, una vez terminó esa figura jurídica, inició un estudio para determinar cuáles de los asentamientos que debían ser trasladados podrían establecerse de forma definitiva.

EL NUEVO DÍA

Comentarios