Gonzalo García aceptó delitos por corrupción electoral y será condenado

Crédito: Archivo - EL NUEVO DÍAGonzalo García, exrepresentante a la Cámara por el partido Conservador.
En audiencia virtual, un juez penal del circuito de Ibagué avaló el preacuerdo pactado entre la Fiscalía y el exrepresentante conservador Gonzalo García Angarita en el que aceptó su participación en el sonado caso de corrupción al sufragante de Valle de San Juan ocurrido en las elecciones regionales de octubre de 2019.
PUBLICIDAD

El excongresista aceptó su responsabilidad en los delitos de concierto para delinquir agravado y corrupción de sufragante agravado, pues ejecutó maniobras para destinar recursos públicos de la Alcaldía para regalar materiales de construcción, tanques de agua y dinero en efectivo a cambio de obtener votos a favor de Daniel García Castillo, su hijo.

El ente acusador, a través de sus investigadores del CTI adscritos a la Unidad de Administración Pública, dejó al descubierto el plan que orquestó García Angarita en conjunto con el alcalde de la época, Héctor Orlando Padilla, y su hijo, para aunar esfuerzos y conseguir a toda costa que este último ganara las elecciones, como finalmente ocurrió.

Dado el acuerdo judicial, se le quitó el agravante al concierto y se tasó una pena de 74 meses de prisión por este primer delito, más cinco meses por el de corrupción al sufragante, para un total de seis años y siete meses de prisión. En octubre próximo será la lectura de la sentencia.

Como heredero político del difunto exsenador Luis Humberto Gómez Gallo, García ha mantenido por años el dominio político en Valle de San Juan y tiene como figura más visible de su equipo al representante José Élver Hernández, quien también está mencionado en este caso como uno de los supuestos financiadores de los recursos con los que se habrían comprado votos.

 

La corrupción

La Fiscalía acusó al exrepresentante por diez hechos cometidos entre septiembre y octubre de 2019, en los que se evidenció que consiguió de manera ilícita votos de personas del municipio a favor de su hijo. Para ello contó con el apoyo del alcalde Padilla, quien ordenaba, con el visto bueno del congresista, que de los recursos y de las bodegas del Municipio fueran sacados todo tipo de materiales.

Además de estos elementos para mejorar la calidad de vida de la comunidad de diferentes veredas de la localidad, se dispuso de maquinaria como volquetas para el transporte del material y de personal del municipio para realizar las obras.

Tanto Padilla, quien fungió como alcalde para el periodo 2016-2019, y García, alcalde electo 2020-2023, fueron condenados mediante preacuerdo a las penas de 65 y 55 meses de prisión, respectivamente, por los delitos de concierto para delinquir en concurso con corrupción de sufragante agravado a finales de mayo pasado.  

García Castillo fue detenido un día antes de las elecciones populares en octubre pasado, días después el exalcalde Padilla y a mediados de este año se entregó el excongresista ante las autoridades.

REDACCIÓN POLÍTICA

Comentarios