“Octubre es el mes de las grandes inversiones para Ibagué”, Hurtado

Crédito: Archivo/EL NUEVO DÍAAndrés Hurtado, alcalde de Ibagué.
El Alcalde de Ibagué aseguró que el mes entrante se van a publicar las licitaciones de proyectos estratégicos como el Acueducto Complementario, escenarios deportivos, interseccional vial de la calle 60, la primera fase de la calle 103, entre otros.
PUBLICIDAD

Preguntas y respuestas

En concreto, Alcalde, ¿cuándo inician los procesos de los escenarios deportivos?

La Unidad Deportiva de la calle 42 va a quedar contratado este mismo año y las obras iniciarían en enero. Vamos a colgar las licitaciones de las piscinas olímpicas por $11.688 millones y, al tiempo, la Gobernación va a ejecutar el Coliseo Menor por casi $13.000 millones. Frente a los escenarios del Parque deportivo, en la Secretaría de Planeación están las viabilizaciones para empezar con las licitaciones de la pista de BMX por $9.454 millones, el complejo de raquetas por $9.207 millones y el tejódromo por $5.541 millones.

Y si al Gobernador le alcanzan a realizar el desembolso de un contrato de empréstito que está tramitando, sale con la licitación del complejo acuático por $20.852 millones. Como Alcaldía, dejamos $38.000 millones del empréstito y el resto de los recursos provienen de esfuerzos propios y la gestión con la Gobernación y el Gobierno nacional del Coliseo Mayor. En conclusión, vamos a iniciar 2021 con una ola de infraestructura deportiva.

 

¿Y qué va a pasar con la zona donde estaban las piscinas de olas, clavados y de niños?

También estamos trabajando en esa infraestructura recreativa. Todo ese sector, que se ha deteriorado en los últimos seis años, va a ser intervenido. Este año vamos a salir con una consultoría para hacer los estudios y diseños que nos permitan empezar las obras de adecuación y mejoramiento a partir del año entrante. Los recursos están dispuestos y la licitación va a quedar colgada de manera paralela con la infraestructura que acabo de mencionar.

 

¿Qué podemos esperar del Acueducto Complementario?

Esa es una de mis banderas en materia de infraestructura de servicios públicos. Siempre se habló de que a los barrios del sur les iba llegar el agua potable vía bombeo, pero eso implicaba construir una estación por $60.000 millones, un valor que hacía inviable el proyecto de manera presupuestal, cuando no nos dejaron un solo peso, pero sí quedamos con problemas por solucionar.

Pero eso lo cambiamos en nuestro Gobierno. Hicimos una modelación hidráulica y la semana entrante esperamos salir con una consultoría que nos permita tener los estudios y diseños de una planta de tratamiento, un tanque de almacenamiento y la interconexión con los 16 acueductos comunitarios para proveer el líquido por gravedad. Esperamos que esas licitaciones se cuelguen el año entrante y en diciembre de 2022 el sur tenga agua potable.

 

¿A cuáles problemas se refiere?

Recibimos un contrato por una obra que no lleva el agua captada en Coello Cocora hasta la planta del Ibal de La Pola. Nos toca disponer de alrededor de $15.000 millones, que ya están asegurados, para que el agua cruda llegue con una interconexión a la planta y nos faltan recursos para terminar de construir el tanque de Miramar. La licitación la colgamos dentro de unos quince días. En todo el Gobierno vamos a invertir unos $47.000 en ese proyecto para llevarle agua potable a más de 19.000 habitantes de los barrios del sur.

 

Entiendo que la planta también va a ser modernizada. ¿De qué se trata?

Sí. Vamos a renovar unos paneles de asbesto, construir una caseta de cloración, contratar el banco de medidores y hacer la sectorización hidráulica, que vale alrededor de $16.000 millones y que nos va permitir hacer cierres cortos para disminuir las pérdidas técnicas que hoy tiene la empresa. Para dimensionar la importancia de esto le pongo un ejemplo: el Ibal produce alrededor de 54 millones de metros cúbicos de agua al año, pero solo factura el 50% mientras que el otro 50% se pierde por daños en las redes y la defraudación de fluidos. Ya tenemos todo el escenario financiero para invertir $5.000 millones por año para mejorar y garantizar la prestación del servicio las 24 horas, como lo exige la norma.

 

Es sabido que buena parte de las redes de acueducto y alcantarillado necesitan reposición. ¿Ahí está prevista alguna inversión?

Viene un plan fuerte en esa materia. Esperamos en pocos días salir con una inversión de alrededor de $15.000 millones, que se suma a un gran proyecto en el que nos hemos unido con el Gobernador, quien va a invertir $40.000 millones en pavimentación de vías urbanas de Ibagué, incluyendo las redes de acueducto y alcantarillado. Mientras él va por varios frentes de trabajo en las 13 comunas, yo voy con el plan de reposición desde el Ibal y desde la Secretaría de Infraestructura vamos a invertir $10.000 millones para modernizar la malla vial urbana.

 

¿Qué va pasar con los proyectos de las calles 60 y 103?

Esperamos lanzar a mediados de octubre la consultoría para ajustar los estudios y diseños de la interseccional vial de la calle 60 con carrera Quinta. Confiamos en que estén listos en el primer semestre del año entrante para salir con la construcción de esa megaobra por $40.000 millones del crédito. Puede ser que nos dé un poco más y haríamos un esfuerzo fiscal desde la Administración para mejorar la movilidad.

En cuanto a la calle 103, a mediados de octubre va a salir por $3.349 millones la licitación de la primera fase, que corresponde a la construcción de una calzada completa en dos sentidos entre las avenidas Ambalá y Jardín. Ese entorno lo vamos a modernizar completamente. Podemos decir que octubre es el mes de las grandes inversiones para Ibagué.

 

En cuanto al Panóptico, ¿qué hace falta para ponerlo en funcionamiento?

Cada cosa que se haga en el Panóptico debe ser avalado por el Ministerio de Cultura. Al edificio dos, que es el que está ubicado sobre la calle 10, tenemos que hacerle unas adecuaciones por $2.000 millones. Ese proceso se va a colgar en octubre a través de Infibagué, que es el propietario del Panóptico. El edificio cruciforme tiene pendientes unas obras faltantes como, por ejemplo, colocar guardaescobas, y esperamos en diciembre o enero tener el aval del Ministerio para intervenir el edificio tres. En total son alrededor de $6.000 millones en obra que le faltan al Panóptico.

 

Y cómo va la dotación del edificio cruciforme. ¿Se ejecutará a través de la ley Juan Mario Laserna de la que es autor el representante Ricardo Ferro?

Cuando le preguntamos a la Ministra de Cultura por los recursos de la ley Juan Mario Laserna, que ascienden a alrededor de $2.500 millones, nos dijo que no hay fuente de financiación. Está la ley, pero no los recursos. Entonces prevemos que ese esfuerzo lo vamos a tener que hacer desde la Administración.

 

Atención especial en los colegios y Setp

 

Hace unos días la Contraloría General advirtió el estado crítico de los colegios de Jornada Única y el Comité de Gremios pidió celeridad en esas obras. ¿Qué va a pasar con eso?

Esperamos iniciar este año la construcción por $70.000 millones de ocho megacolegios que hoy están en ceros dado que el Ministerio se tomó este tiempo para reasignar los contratistas. Y desde ya solicitamos el cambio de los contratistas de las instituciones educativas Antonio Reyes Umaña y Alberto Santofimio Caicedo. Aunque el ejecutor es el Ministerio de Educación y tiene la interventoría, nosotros estamos poniendo un recurso muy importante.

Los colegios más adelantados son los de El Totumo, que tiene un 95% de ejecución, y el de Chapetón, que está en un 98%. Nos faltan unas obras complementarias que en su totalidad deben ser ejecutados por la Alcaldía y por eso dejamos $5.000 en el cupo de endeudamiento. Todas las obras nos van a tomar alrededor de dos años. Dios quiera que demos con contratistas serios y responsables.

 

De manera sucinta, ¿qué se va a hacer en el estadio Manuel Murillo Toro de cara al Sudamericano Sub20?

Vamos a invertir alrededor de $6.500 millones entre la Gobernación y la Alcaldía. El Gobernador va a invertir $3.000 millones en la adquisición e instalación de una pantalla de 60 metros cuadrados con 10.000 lumens y un sonido contra la intemperie. Nosotros vamos a encargarnos de la ampliación de dos a cuatro camerinos para jugadores, de uno a dos camerinos para árbitros, se construirá un centro de medios, ampliación de sala de prensa, zonas VIP, oficinas para autoridades y mantenimiento del exterior del estadio.

Una vez nos dieron la sede, con el doctor Álvaro González, presidente de la Difútbol, definimos hacer en diciembre la copa navideña del campeonato femenino. Y estamos evaluando una propuesta del presidente de la Liga de Fútbol del Tolima, el doctor Rafael Rodríguez, quien nos pidió la cancha de arena para que ellos la intervengan.

 

Otro proyecto de interés es el Setp. Con el Confis aprobado, ¿ahora qué viene?

El Sistema quedó diseñado en julio del año pasado para que el Gobierno nacional empezara las inversiones desde 2024 hasta el 2029. Es un proyecto planeado para tres gobiernos. Hoy tenemos un aval fiscal y con los congresistas hemos desarrollado mesas de trabajo en las que el Ministro de Hacienda nos propuso vender en la Bolsa unos títulos de tesorería de la Nación que, por traer la inversión a valor presente, generan unos descuentos de unos $40.000 millones que alguien debe asumir. Si logramos que el Ministerio se haga a cargo de los recursos del descuento, eso nos da la posibilidad de que el año entrante arranquemos con obras importantes y el proyecto quede construido en cinco años.

 

¿Con qué obras arrancaría? Y, ¿el proyecto de metro elevado podría ser un complemento del Setp?

Este Sistema contempla la construcción de patio-talleres, estaciones, paraderos, paralelas, semáforos, pero yo quiero empezar con peatonalizar la carrera Tercera desde la calle 15 hasta la 19. De último vendrán las inversiones más grandes como los patio-talleres y todo el tema tecnológico, para que la gente se pueda mover por toda la ciudad con un único pago, pero eso se lo dejamos al próximo alcalde o alcaldesa. Todas esas inversiones, con los créditos y traídas a valor presente, superan los $550.000 millones.

Sobre el metro elevado puedo decir que es un proyecto ambicioso que nos tiene motivados. Con la viabilidad de este proyecto por parte de la Secretaría de Planeación, la pelota le queda a la parte privada para que inicien las gestiones con inversionistas.

 

¿En infraestructura de salud qué está planeado?

Vamos a construir tres modernas unidades de salud en Ibagué por más de $15.500 millones. En octubre sale la licitación de la Unidad de Salud de Picaleña, un proyecto que ya la Gobernación nos viabilizó como entidad rectora en materia de salud en el Tolima. También vamos a colgar un proyecto para los diseños de las unidades del Topacio y El Salado. Esos proyectos van apalancados con $12.000 millones del crédito y alrededor de $4.000 millones de recursos propios.

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios