‘Le apostamos a carreras nuevas para jóvenes del Tolima’

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍA
Santiago Barreto, secretario General de la Gobernación, afirmó que están fortaleciendo la producción de cafés especiales y se aprestan a potenciar la programación y desarrollo de software en el departamento, para enfrentar el índice de desempleo juvenil.
PUBLICIDAD

Educación y empleo juvenil son dos temas en los que ha trabajado de cerca. ¿Qué balance se puede hacer al respecto?

Al inicio de la pandemia, la Asociación Colombiana de Universidades calculó que la deserción para este segundo semestre en el país podría estar entre el 25 y 50%. Es decir, teniendo en cuenta que Tolima tiene una matrícula cercana a los 50.000 estudiantes, durante este semestre se habían podido retirar de la Universidad del Tolima entre 12.000 y 25.000 estudiantes. Por eso decidimos invertir aún más recursos de los que ya teníamos programados para la matrícula cero y la Gobernación destinó $5.768 millones para beneficiar a 10.286 estudiantes de la UT y del Itfip.

Otra cifra que nos llamó la atención tiene que ver con tasa de tránsito inmediato a la educación superior, que mide cuántos jóvenes que se gradúan de bachilleres ingresan de inmediato a la educación superior. El Tolima está en el 42.8%, eso quiere decir que de 14.000 bachilleres, solo 6.000 ingresan a la educación. Por eso también le apostamos con mayor ímpetu a la educación superior de lo que ya teníamos programado en la Gobernación.

 

Ibagué está en la cima del desempleo juvenil. ¿Qué se planea para frenar esa problemática?

Encontramos una preocupación ahí, especialmente en Ibagué, que se encuentra en el 44%, lo que representa 33.000 jóvenes desempleados. Cuando iniciamos la campaña y la formulación de nuestro programa de gobierno esa cifra era del 23.8%, para un total de 17.000 jóvenes sin empleo. Si comparamos junio, julio y agosto de 2019 con el mismo periodo de este año, hay una diferencia de 15.000 jóvenes.

Por eso decidimos iniciar un diálogo con ellos en compañía de la Universidad del Tolima, el Sena, la Gobernación, las alcaldías y algunos representantes del sector privado, para saber qué solución piensan. Ellos piden acceso a la educación superior, pero con una nueva característica: quieren estudiar carreras nuevas.

Cuando hacemos el diálogo encontramos que los jóvenes de los territorios quieren unas cosas, pero el sector productivo quiere otras. Con el rector de la Universidad del Tolima, Ómar Mejía, y el director del Sena, hablamos que hay que tratar de hacer un balance y buscar un equilibrio entre lo que quieren los jóvenes y lo que necesita el territorio a la hora de ofrecer esas carreras.

 

¿Cuáles son las carreras que piden? ¿Tienen que ver con las necesidades de la región?

No quieren seguir estudiando las mismas carreras que se vienen ofertando y a eso le estamos apostando. Por ejemplo, los jóvenes de Planadas quieren estudiar para ser baristas catadores de cafés especiales porque quieren agregarle mayor valor al grano que producen en sus territorios. Y acá en Ibagué, nos reunimos con jóvenes programadores y desarrolladores que quieren iniciar la industria de software. Además de eso, encontramos tres componentes que nos han llamado la atención: uno, no quieren estudiar para buscar un empleo, sino para emprender y generarlo; dos, quieren aprender inglés porque buscan atraer turismo e inversión y llevar sus productos y servicios a mercados internacionales, y tres, se quieren quedar en el territorio.

A raíz de eso tomamos la decisión desde el Gobierno departamental de fortalecer aún más el laboratorio de café especial que se instaló en la Universidad del Tolima y en la Casa de la Mujer de Planadas para acreditarlo por la Asociación de Cafés Especiales de América, que es la encargada de formar y certificar a los catadores, para que puedan colocarle el puntaje a cada uno de los cafés que se producen en esa región y agregarle un mayor valor.

 

¿Qué le van a solicitar al ministro de Comercio, José Manuel Restrepo, durante su visita al Tolima?

El Ministro llega el viernes 13 de noviembre a Ibagué, para lo cual estamos formulando un proyecto entre la Alcaldía de Ibagué, la Gobernación y el Sena para formar una generación de programadores y desarrolladores software en el departamento. Queremos que se incluyan cuatro componentes fundamentales: formación, la entrega de un capital semilla representado en equipos tecnológicos, generación de ingresos y generación de valor para la sociedad y los sectores productivos. Trabajamos para corresponderles a los jóvenes que quieren trabajar y buscar soluciones frente al desempleo juvenil.

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios