Coso Municipal de Icononzo se convirtió en criadero de gallos de pelea

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍALas fotos de los gallos fueron publicadas en Facebook por el cuidador del Coso.
Una veeduría denunció que las instalaciones son utilizadas para el uso personal y privado del vigilante cuando el establecimiento ni siquiera está funcionando para la comunidad.
PUBLICIDAD

la veeduría ciudadana ‘Por un Icononzo libre de corrupción’ denunció que las instalaciones del Coso Municipal, que deberían estar destinadas al albergue o la tenencia transitoria de animales callejeros, están siendo utilizadas desde hace varios meses como criadero de gallos de pelea.

En redes sociales, el vigilante del Coso, Norbey Guerrero Batte, ha publicado varias fotos en las que exhibe los ejemplares al interior y por fuera de las jaulas que, como es apenas natural, están destinadas para animales en condición de calle.

Para la veeduría resulta insólito que la alcaldesa Margoth Morales no haya adelantado acciones para poner en funcionamiento el Coso, pero sí avale el uso particular de las instalaciones por parte de una persona contratada por el municipio.

“Este Coso municipal le ha costado mucho dinero a Icononzo, para que termine no solo abandonado por la actual Administración, sino que ahora no se esté usando para lo que fue construido y el uso personal y privado de una persona que tiene la autorización de sus jefes para hacer del Coso municipal el lugar para su negocio y disfrute personal”, señaló la veeduría.

En efecto, el municipio invirtió una cifra considerable para materializar el proyecto. El 10 de agosto de 2018, la Alcaldía de Icononzo, dirigida entonces por Jorge García Orjuela, suscribió un contrato por $302 millones con la empresa Geplant S.A.S. para la construcción del Coso. El proceso tuvo una adición de $65.1 millones.

Adicional a esto, en octubre de ese mismo año la Alcaldía firmó otro contrato por $218.3 millones con la empresa Mavi Pavimentaciones S.A.S. para la construcción de la vía de acceso del predio que alberga las instalaciones del Coso municipal, así como el Centro Deportivo Integral y la Plaza de Ferias y Exposiciones. A este contrato se le adicionaron $107.6 millones.

“Entre la compra del lote donde fue construido, su construcción, la interventoría, la vía de acceso y el equipamiento, el municipio ha invertido más de 600 millones de pesos, para que ahora termine en criadero de gallos”, indicó la veeduría.

La denuncia se conoce luego de que esta semana fuera puesto en evidencia el abandono y mal estado del Coso municipal de Espinal.

 

DATO

Esta redacción se comunicó con la alcaldesa Margoth Morales para conocer su posición frente a la denuncia, pero no atendió llamadas ni mensajes.

 

DATO

La veeduría dijo que los concejales incumplen su deber de velar por el correcto manejo del municipio, porque no han actuado ni se han manifestado en pro del Coso municipal.

Redacción Política

Comentarios