La cuestionada visita de Hurtado a Barranquilla y su encuentro con Alex Char

Crédito: Suministrada - EL NUEVO DÍA
Algunas voces, como la del concejal Correa, sostienen que el viaje es inoportuno y tiene fines politiqueros debido a su encuentro con el precandidato presidencial costeño.
PUBLICIDAD

Aunque fue anunciada como una actividad de intercambio de experiencias, la repentina visita del alcalde Andrés Fabián Hurtado a Barranquilla ha generado suspicacia porque su anfitrión y guía no fue su homólogo, Jaime Pumarejo, sino el jefe político de este, el exalcalde Alex Char, miembro de unas de las familias políticas más poderosas del país.

A través de redes sociales, el mandatario ibaguereño publicó las fotos de su recorrido en ‘La Arenosa’, destacando su desarrollo en materia de infraestructura y reconociendo el trabajo de Char, quien tiene una particular dualidad: ha sido destacado como buen gestor, pero, al tiempo, tiene un largo historial de cuestionamientos (ver recuadro).

El encuentro sacó a relucir un aspecto en común entre los clanes a los que pertenecen Hurtado y Char. Así como el ‘barretismo’ apoyó en el Tolima la candidatura presidencial de Germán Vargas Lleras en 2018, el ‘charismo’, en cabeza del exsenador y empresario Fuad Char, fue un aliado importante de ese proyecto electoral en la Costa Caribe.

La agenda del alcalde Hurtado en la capital del Atlántico se extenderá hasta mañana y, según explicó el mismo mandatario, esta visita a Barranquilla, como las realizadas semanas atrás a Medellín y Manizales, pretenden conocer de cerca las experiencias de éxito de las ciudades capitales para así replicarlas en Ibagué.

Sin embargo, hay quienes que, como el concejal Rubén Darío Correa, opinan que el viaje de Hurtado tiene un propósito político-electoral y no tiene sentido porque Ibagué ya tiene un Plan de Desarrollo sobre el cual trabajar. Para el cabildante, en vez de hacer visitas a otras ciudades, el mandatario debe concentrarse en temas como seguridad, escenarios deportivos y generación de empleo, aspectos en lo que considera está atrasado.

“El alcalde Hurtado y su jefe, Óscar Barreto, no están pensando en resolver los problemas urgentes de Ibagué sino en la politiquería y las próximas elecciones al Congreso y la Presidencia. Que no nos venga a vender humo. Es inquietante que esté ‘palomeando’ en ciudades que nos llevan años, cuando esa visita debió hacerla antes de posesionarse. Es tiempo de que le ponga la cara a la ciudad y al menos cumpla lo que prometió”, dijo.

Una posición contraria tiene el concejal Arturo Castillo, quien desestimó los comentarios de un supuesto acercamiento político y afirmó que la visita es un acierto de Hurtado dado que Barranquilla es ejemplo nacional de desarrollo y generación de empleo, por lo tanto resulta válido conocer de primera mano cómo llegaron a esa condición.

 “Alex Char es un líder de alta favorabilidad que genera confianza a la administración pública. Es importante que nuestro Alcalde tome diversas opiniones de estos líderes que han beneficiado con sus mandatos a estas regiones. Barranquilla es la ciudad que más ha generado empleos y que se ha industrializado. Son modelos que hay que imitar. Veo de manera acertada que nuestro Alcalde conozca esas experiencias. Las suspicacias en el tema electoral pasan a un segundo plano porque estamos lejanos de las candidaturas”, comentó.

Por su parte, William Rosas indicó: “Uno tiene que poner la buena fe y quisiera descartar de plano que no vaya a ser un tema de orientación política. Esperamos que esa visita traiga inversión y alianzas para poder hacer la reactivación económica. Char fue catalogado como uno de los mejores administradores públicos, pues que consigo traiga ideas exitosas”.

Algunos de los cuestionamientos

El ingeniero Alex Char es hijo del exsenador Fuad Char y hermano del presidente del Congreso, Arturo Char. Al mando de Barranquilla en dos periodos ha sido uno de los alcaldes más populares del país, pero durante y después de sus mandatos han sido numerosas las presuntas irregularidades que le han achacado.

La más reciente ocurrió hace unos días. La Procuraduría General de la Nación abrió indagación preliminar a raíz de las denuncias del empresario Luis Enrique Guzmán Chams en las que sostiene que Char fue receptor de millonarias coimas para que la Alcaldía de Barranquilla torciera un contrato de construcción de un megatanque.

En julio pasado, el periodista Daniel Coronell reveló un audio en el que senador Eduardo Enrique Pulgar, de la U, asegura que en 2016 el entonces alcalde de Barranquilla, Alex Char, le ofreció la suma de $5.000 millones para que votara en la elección de procurador general de la Nación por la candidata María Mercedes López.

Antes, la exsenadora Aída Merlano aseguró que la familia Char, incluyendo a Alex, están detrás de la compra de votos para su elección en marzo de 2018. En las acusaciones, Merlano habla de que recibió más de $2000 millones para su campaña política. También dijo que cuando fue detenida en Bogotá, Alex y su hermano Arturo, contrataron unos abogados para defenderla con el compromiso de que no los denunciara.

El portal La Silla Vacía, en un informe publicado el mismo día de la visita de Hurtado a Barranquilla, precisó que Merlano dijo en su momento que Char se apropiaba del 30% de los recursos de la contratación y que las coimas las cobraba a través de Héctor Amaris, un hombre conocido como el ‘Oso Yogui’. En la extensa publicación se aclara que no se probó un involucramiento directo de Char con alguna actividad ilícita pero se describe cómo operó el entramado de la contratación durante su segunda Administración.

EL NUEVO DÍA

Comentarios