Hidroituango: las seis dudas que deja el fallo

Crédito: Archivo/EL NUEVO DÍA
La condena de la Contraloría que obliga a 26 personas jurídicas y naturales a pagar $4,3 billones, por detrimento patrimonial en las obras de Hidroituango, ha dejado bastantes dudas. Ya algunas inquietudes fueron expresadas en sendos textos por el exalcalde Alonso Salazar (condenado) y el economista y académico Luis Guillermo Vélez.
PUBLICIDAD

La condena de la Contraloría que obliga a 26 personas jurídicas y naturales a pagar $4,3 billones, por detrimento patrimonial en las obras de Hidroituango, ha dejado bastantes dudas. Ya algunas inquietudes fueron expresadas en sendos textos por el exalcalde Alonso Salazar (condenado) y el economista y académico Luis Guillermo Vélez.

Le contamos algunas de las dudas, pues este caso puede terminar en instancias internacionales, aunque el contralor Carlos Felipe Córdoba ya ha dicho que no tiene miedo, que por eso tiene ocho perros.

¿Hacen falta nombres en el fallo?: Los sucesos por los que la Contraloría realiza la condena ocurrieron entre 2012 y 2018, pues fue cuando se tomó la decisión de acelerar las obras, entre las que se incluyó la construcción de un nuevo túnel no contemplado en los diseños originales. Por tales hechos se condena a Alonso Salazar, Luis Alfredo Ramos y Sergio Fajardo, que en su momento fueron alcalde y gobernadores, respectivamente.

Condena a no relacionados con la crisis: Para el momento en que Alonso Salazar era alcalde y Luis Alfredo Ramos era gobernador no había obras en Hidroituango, la central hidroeléctrica era apenas una firma, el conato de un proyecto. Pese a esto, la Contraloría los condena por la crisis desatada en 2018. 

Errores y falta de conceptos técnicos: Pese a que la Contraloría lleva tres años haciendo la investigación para el fallo que ahora está a un trámite en el Consejo de Estado para quedar en firme, en su escritura hay varios conceptos errados que, en palabras del experto Luis Guillermo Álvarez, dejan mucho que desear. Y, es que la decisión estuvo impulsada sin experto alguno, pues no hay un solo ingeniero citado en el fallo, no hay ningún perito invitado para iluminar los conceptos que luego tomaron forma de condena.

No hubo expertos en el fallo: El profesor Vélez Álvarez destaca como en las hojas de vida de los abogados de la Contraloría no hay muestra de experiencia en temas empresariales o de ingeniería. 

Los Motivos del fallo son ambiguos: Está claro que en las más de dos mil páginas que tiene el fallo no se menciona ni una sola vez la palabra corrupción. Nunca se asegura que la obra se haya adelantado con materiales de mala calidad. Se asume que desde 2008 se tomaron decisiones que no eran acordes con los buenos negocios. 

EPM no aparece como culpable: Todas las decisiones que se tomaron en Hidroituango fueron avaladas por EPM. Y, los condenados y el profesor Vélez coinciden en que el fallo “tuerce la verdad”, pues en actas consta que nunca se dejó de seguir el consejo de EPM y su board de expertos.

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí

 https://digital.enuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

TOMADA EL COLOMBIANO, MEDELLÍN

Comentarios