Mancuso se ofrece para lograr paz total

Colprensa / EL NUEVO DÍA
Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍA
El exjefe paramilitar Salvatore Mancuso, quien comandó las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, el grupo más sangriento del conflicto armado colombiano, aseguró ayer que la paz total que quiere impulsar el presidente Gustavo Petro es posible y se ofreció a contribuir con su experiencia para conseguirla.
PUBLICIDAD

“Estoy convencido de que esa paz total, de la que habla el presidente Petro, es posible y estamos comprometidos con ella”, dijo Mancuso, quien está desde hace 15 años, cuando fue extraditado, en una prisión en Estados Unidos, en su primera entrevista a un medio, Caracol Radio.

Mancuso, que firmó la desmovilización de 30.000 paramilitares de 38 frentes en 2005 con el Gobierno de Álvaro Uribe, aseguró que su “experiencia del conflicto armado en la creación y establecimiento de esos nuevos órdenes sociales, así como la experiencia de todo el proceso previo y por negociación está a disposición del Gobierno colombiano si considera que toda esa experiencia puede ayudar a lograr esa paz total”.

Estas declaraciones se producen cuando el Gobierno de Petro ha mostrado su voluntad de dialogar con todos los grupos armados de Colombia para lograr una “paz total”.

Así, grupos como el Clan del Golfo, que surgió tras la desmovilización de las AUC por el rearme de muchos de sus miembros y controla buena parte del país, sobre todo la Costa Caribe y el Pacífico, dedicados sobre todo al narcotráfico y otras actividades ilegales, han mostrado su disposición a ese diálogo e incluso a un cese al fuego.

 

Arrepentimiento 

Desde la cárcel de Atlanta, en el estado Georgia, donde está recluido, Mancuso manifestó estar arrepentido por el daño que le ocasionó a las víctimas y recordó su compromiso de no repetición.

“En los encuentros de la Comisión de la Verdad he reconocido la responsabilidad con las comunidades que afectamos, entre ellas las comunidades étnicas que nada tenía que ver con la orden de un juez, sino que respondió a mi convicción de buscar todos los espacios posibles para expresarle a todas la víctimas de este conflicto toda la vergüenza y el arrepentimiento que me produce lo ocurrido y evitar que vuelva a suceder”, aseguró.

Al cierre de esta edición no se había realizado ningún pronunciamiento por parte del Gobierno Nacional ni tampoco del expresidente Uribe Vélez. 

En la red social Twitter algunas personas hicieron comentarios como el del exsenador Ernesto Macías “A los hampones no les hacen entrampamiento. Ellos caen, por hampones”.

También el de la senadora Paloma Valencia “Dice Mancuso que los entramparon; claro ellos preferían curules que extradición”. 

 

Sobre las AUC

Las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, que operaron desde 1997 hasta después de la firma del desarme, fueron responsables de aproximadamente el 45 % de los homicidios cometidos durante el conflicto armado, que la Comisión de la Verdad, en su informe final, cifra en unos 500.000.

Es decir, que estas milicias que surgieron, presuntamente para defenderse de la guerrilla, asesinaron a más de 205.000 personas, además entre sus crímenes también hay numerosos casos de violencia sexual, masacres como la de El Salado, secuestros o reclutamientos forzados de menores, además de casos de despojo de tierras y desplazamiento forzado. 

 

El “entrampamiento” de Uribe 

El exjefe paramilitar Salvatore Mancuso, quien comandó las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, ‘Mancuso’ acusó al expresidente Álvaro Uribe (2002-2010) de traicionarlos, pues después de haber firmado la paz y establecido el sistema conocido como Justicia y Paz, en 2008 decidió extraditar a Estados Unidos a 14 jefes paramilitares que ya se habían desmovilizado, entre los que se encontraba Mancuso.

“Una vez firmado el acuerdo y dejadas las armas, el Gobierno de Uribe nos engañó, nos impuso un sistema de justicia en términos que no se habían acordado y nos extraditó a los máximos comandantes y voceros”, alegó.

Eso resultó en el “rearme de gran parte de esos muchachos que se dieron cuenta que esa negociación era un entrampamiento”, según el exjefe paramilitar.

“El fenómeno de violencias emergentes y organizaciones como las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (también conocidas como Clan del Golfo) y otros de ese tipo es el resultado de ese incumplimiento, del abandono del Estado, de la extradición de quienes debíamos velar por la reincorporación de los excombatientes”, insistió Mancuso.

Mancuso sigue una cárcel de Atlanta desde 2008, a pesar de que ya ha cumplido su condena en EE. UU. y la Justicia de Colombia lo requiere para responder a 75.000 crímenes, pues la orden de retorno está parada por el coronavirus.

 

Datos

- Mancuso había solicitado el ingreso a la JEP, pero le fue negado en primera instancia. Ofreció hablar de paraeconomía; y la ayuda que en la guerra recibieron de agentes del Estado. Además, aclarar si hubo contacto con Santiago y Álvaro Uribe.

- Durante la entrevista, el capturado acusó al expresidente Álvaro Uribe Vélez se haberles hecho un “entrampamiento”.

 

RESUMEN AGENCIAS

Comentarios