00000

Doloroso testimonio: viuda del fiscal Pecci asesinado en Barú, vio como mataban a su esposo

Crédito: Archivo / El Nuevo Día.
Claudia Andrea Aguilera presenció el momento en que sicarios asesinaron al fiscal antimafia.
PUBLICIDAD

Claudia Andrea Aguilera es una mujer valiente a la que la violencia le cambió la vida para siempre y le arrebató al amor de sus sueños mientras disfrutaban de su luna de miel en un hotel de la Isla de Barú, en Cartagena.

Su esposo, el fiscal antimafia paraguayo Marcelo Pecci fue asesinado a bala por sicarios que llegaron en una moto acuática al sitio donde él y su esposa, en estado de embarazo, pasaban una mañana agradable. Ocurrió el pasado 10 de mayo y el hecho conmocionó a Paraguay, Colombia y toda Suramérica.

La mujer fue testigo de los hechos y se salvó milagrosamente de ser atacada por los asesinos a sueldo. Cinco sujetos fueron capturados en Medellín meses después y condenados a 23 años de prisión. Las informaciones indican que habrían recibido 2 mil millones de pesos para ejecutar el asesinato del fiscal. Hay un sexto implicado que sigue huyendo de la justicia.

Claudia intentó auxiliar a su esposo mientras agonizaba en la arena, pero nada fue suficiente. El cadáver fue repatriado a Paraguay donde lo despidieron como a un héroe. La indignación y el dolor fue tanto que provocó marchas, protestas y pronunciamiento fuertes contra el delito organizado.

En octubre se supo que la mujer dio a luz y que, afortunadamente, el bebé nació sano y rodeado de mucho amor y ahora con Marcelo, su papá, cuidándolo desde el cielo. Desde entonces no había más noticias sobre este caso hasta la mañana de este sábado cuando se conocieron detalles de la declaración juramentada que la mujer entregó a la Fiscalía.

La viuda dio detalles sobre lo ocurrido aquella mañana en Barú y lo hace justo unos días antes del juicio contra el colombiano Francisco Luis Correa, el capturado por las autoridades que no aceptó cargos y que es considerado como el ‘cerebro’ del plan para asesinar al fiscal antimafia.

2

Nuevos detalles

La mujer contó ante la Fiscalía que “miré unos videos del hotel y miré al sujeto nuevamente. Es el mismo tipo que yo vi, son las características de esa persona. Luego miré también un video de donde embarcan las lanchas y los jet ski, y es el mismo sujeto. Lo reconozco porque es de contextura delgada, atlética, de buena constitución física, moreno y vestía con ropa oscura, una bermuda y sombrero de ala corta. Es el que le disparó a mi esposo”, dijo la periodista Claudia.

También expresó que en el hotel le llamó la atención dos sujetos que siempre que ellos salían de su habitación, estaban arreglando un cielo raso “eran tres, dos unos 45 a 50 años, gruesos y de estatura baja y otro más joven, delgado y alto”.

A su vez añadió que “a eso de las 9:40 a. m., -10 de mayo- Marcelo me dice que nos fuéramos de la playa. Le estábamos dando la espalda a la playa, él se levantó de la silla, y se puso delante mío, se estaba sacudiendo la arena, fue allí cuando escuché los disparos, levanté el rostro y vi al hombre con el arma de fuego”, contó.

Reveló que minutos antes del homicidio dieron entrevistas y entregaron la buena nueva del embarazo a los medios de comunicación de su país. También habló del por qué hacía muchas publicaciones en las redes sociales. “Yo siempre que iba a publicar algo le consultaba, porque él no tenía redes sociales, entonces le decía que si lo podíamos hacer o si se sentía expuesto. Él me decía que no”, añadió.

La mujer aseguró que desde marzo organizaron el viaje a Cartagena: “él quería que fuera un destino cercano, para que no fuera un viaje pesado y también que fuera económico”.

El testimonio de la mujer fue clave y ayudó a las autoridades para capturar a los responsables. También se supo que una fuente humana reveló información que facilitó la captura de los involucrados.

Vanguardia / Redacción web.

Comentarios