00000

Metas de este nuevo ciclo en las negociaciones con el ELN: Esperanzas de paz

Crédito: EFE / EL NUEVO DÍAEn el Hotel Humboldt, en el Cerro Ávila, en Caracas, Venezuela, el Gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional, Eln, reanudaron oficialmente los diálogos para alcanzar la paz.
Cuatro años y cuatro meses después de su última reunión en La Habana, el Gobierno y el Eln volvieron a sentarse para negociar, esta vez en Caracas. Expertos hablan sobre las expectativas en este nuevo ciclo con Petro como presidente.
PUBLICIDAD

“La diferencia de este momento con los anteriores es que hay un gobierno distinto y que desde la campaña el presidente Gustavo Petro dijo que estaba dispuesto a jugársela  por la paz”, de esta manera resumió Israel Ramírez, alias ‘Pablo Beltrán’,  uno de los voceros del Ejército de Liberación Nacional, Eln, el significado del reinicio de las conversaciones de paz, con la intención de consolidar un acuerdo que cese la violencia en el territorio nacional.

jEFE / EL NUEVO DÍA Pablo Beltrán, integrante de la mesa de negociación del ELN

Por su parte, desde el lado del Gobierno el Comisionado de Paz, Danilo Rueda, expresó “estamos honrando la vida, la vida de tantos seres que ya no están por las violencias (…) esta delegación de paz que se ha constituido en su interior ha desarrollado o iniciado un ejercicio de respeto de las diferencias, creemos que el respeto a las diferencias nos suma en un propósito común, a la vida”

Este ciclo que se inició en Caracas, Venezuela, es la reanudación de las conversaciones que habían comenzado en 2017 en Quito, Ecuador, durante el mandato del entonces presidente Juan Manuel Santos, y que fueron trasladadas luego a La Habana y que días después de asumir el mandato el expresidente Iván Duque, el 7 de agosto de 2018, quedaron en suspenso por la exigencia al Eln de liberar a todos los secuestrados que tenía en su poder y renunciar a toda actividad criminal.

Hoy, cuatro años después, y tal como lo indicó el vocero del Eln se busca continuar con los seis puntos que están en la agenda y dispuestos a realizar los ajustes que proponga este nuevo gobierno. 

De acuerdo con analistas consultados por esta redacción, importante retomar sobre lo que ya se venía trabajando, aunque como los equipos negociadores cambiaron, es importante definir estrategias y tener en cuenta qué tanto se fortaleció esta guerrilla en los diferentes territorios. 

En este sentido, Nadia Pérez Guevara, Politóloga e investigadora del Instituto de Estudios Políticos de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, Unab, considera que puede ser que la agenda siga siendo la misma, pero teniendo en cuenta las transiciones o las transformaciones del Eln después de tantos años en donde si bien se ha podido fortalecer o mantiene su fortaleza militar, pues es un grupo que se ha venido transformando y se ha venido descentralizando más, y por lo tanto eso implica unos retos diferentes para este nuevo ciclo. 

Destaca la politóloga el hecho de que el presidente Petro ha tenido en cuenta un elemento sustancial importante comparando con lo que hizo el expresidente Juan Manuel Santos no solamente con las negociaciones con Eln, sino también con el acuerdo de paz con las Farc y, es precisamente contar en la mesa con distintos sectores, distintos al gobierno; entonces es muy importante personas como Lafaurie, independientemente de su talante y de su posición frente al gobierno, pero eso sí fue una debilidad en el caso de las Farc, esos sectores de la derecha, los empresarios y ganaderos y eso se vio reflejado en el referendo por el Acuerdo de Paz.   

También sería importante en esta nueva etapa de las negociaciones tener en cuenta actores de los diversos territorios donde hace presencia el Eln, por la distribución territorial. 

Sobre este particular, César Niño, docente del programa de Negocios y Relaciones Internacionales de la Universidad de La Salle, argumenta que “lo que se tiene que hacer inicialmente es que se construya una hoja de ruta con base en los elementos críticos para superar el conflicto, para desarmar al Eln y, por supuesto, para que no vuelvan los miembros de esa guerrilla a la vía de las armas”. 

Y esto se cumple con varios escenarios como por ejemplo una propuesta de tiempo, de agenda y una programática frente a los puntos a tratar en Caracas para que sea una agenda lo suficientemente concisa, dinámica y por supuesto ambiciosa teniendo en cuenta también el realismo de las cosas, es decir, que si bien se quiere una paz total como la ambición superior tiene que también hacerse progresivamente sobre realidades territoriales”, explica Niño. 

 

Los condicionamientos 

Finalmente, Egoitz Gago, director de la Maestría en Estudios de Paz y Resolución de Conflictos y de la Especialización en Resolución de Conflictos de la Universidad Javeriana, considera que, en su momento el expresidente Iván Duque tomó una posición que era muy normal en este tipo de asuntos, porque el expresidente no quería que las negociaciones con el Eln salieran adelante. 

“Considero que en esta nueva etapa los condicionantes no van a ser tantos sino los básicos en una negociación, evidentemente habrá algunas líneas rojas de las dos partes, pero lo importante en este tipo de asuntos es conseguir un acuerdo y creo que en este momento existe voluntad de las dos partes.

Sobre este lineamiento, el docente de La Salle considera que deben existe unos condicionamientos porque no se puede perder la figura de Estado Social de Derecho, y lo que debe imperar es que el Estado en manos de los jefes negociadores por parte de Petro es construir una línea roja y que el Eln se comprometa a dejar de seguir cometiendo actos terroristas. 

 

La experiencia con las Farc

El Director de la Maestría en Estudios de Paz, considera que la teniendo en cuenta la experiencia que se tuvo en la negociación con las Farc, esta nueva etapa con el Eln, hay que tomarlo con optimismo, porque la idea es que salga un acuerdo de paz con la segunda guerrilla más grande de Colombia, después de las Farc.

Recordó que las negociaciones de este tipo nunca son completamente abiertas, se suele tratar siempre con las partes, de hecho las negociaciones con las Farc, que un principio se había dicho que lo único que se iba a ser público era los acuerdos finales de cada punto, luego se abrió un poco más. 

“Entonces yo creo que va a ser algo muy similar, se va a presentar una agenda y a partir de ahí se harán una serie de conversaciones que tendrán unos comentarios públicos muy puntuales acordados entre las partes. Esto es normal en el proceso, pero creo que hay que ser optimistas, y es bueno que exista una negociación satisfactoria para las dos partes, precisa Gago.

 

Las víctimas 

El abogado de las víctimas del atentado del Andino, rechazó la decisión del Gobierno de liberar a alias ‘Violeta’ y consideró que es una burla para las víctimas. 

Sobre el particular, Nadia Pérez Guevara, politóloga e investigadora del Instituto de Estudios Políticos de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, Unab, señala que la liberación de alias ‘Violeta’ deja un sinsabor para las víctimas del Andino, pero eso también tiene que ver con esa necesidad de contar con distintos actores dentro de la mesa. 

Pérez Guevara argumenta “no sé si estamos ante una situación política, pero sí ante un caso en el que unos han salido por vencimiento de términos, otros porque fueron falsos positivos judiciales y, con ‘Violeta’, de un proceso judicial que lleva más de cuatro años muerto, no se ha avanzado en la investigación y por lo tanto se habla de una ‘presunta’ participación en ese atentado”. 

Entonces, en términos políticos la liberación para que haga parte de la mesa de negociación Gobierno Eln, termina siendo una movida política interesante, pero que no deja de afectar a las víctimas por la responsabilidad del Eln, pero también del Estado, principalmente del sistema judicial de no haber resuelto nada en cuatro años este atentado.

 

6 puntos se venían estudiando en la agenda establecida entre el Eln y el expresidente Juan Manuel Santos.  

NELLY VECINO PICO 

Comentarios