Egan Bernal se montó al tercer lugar de la general

AFP - EL NUEVO DÍA
El belga Wout van Aert (Jumbo-Visma) se adjudicó ayer en Albi la etapa 10 del Tour de Francia, al término de la cual el francés Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step) consolidó su maillot amarillo luego de que varios favoritos como su compatriota Thibaut Pinot perdieran tiempo a causa de los abanicos (golpes de viento).

Pinot, que marchaba tercero en la general al inicio de la etapa, cedió un minuto y 40 segundos, al igual que otros aspirantes al podio como el colombiano Rigoberto Urán, el danés Jakob Fuglsang y el australiano Richie Porte.

“¿Qué quieren que les diga? Es un día de mierda”, acertó a contestar a los periodistas el galo, al borde de las lágrimas, tras la etapa.

Otros corredores bien situados en la general al término de la primera semana se dejaron aún más tiempo, como el español Mikel Landa (Movistar), que se cayó tras chocar con la rueda de un rival y terminó dejándose dos minutos y nueve segundos, o el neozelandés George Bennett (¡casi 10 minutos!).

De su lado, el equipo Ineos del británico Geraint Thomas y del colombiano Egan Bernal consiguió un gran resultado.

El defensor del título escaló hasta la segunda plaza en la general, a un minuto y 12 segundos de Alaphilippe, y Bernal hasta la tercera, a cuatro segundos de Thomas.

El también colombiano Nairo Quintana (Movistar) estuvo en todo momento con los mejores y se salvó de los abanicos, escalando al octavo escalón de la general, a poco más de dos minutos del liderato.

La primera jornada de descanso de hoy, precederá a una primera etapa de transición antes de que el pelotón entre de lleno en los Pirineos, con tres etapas de alta montaña y una contrarreloj en Pau.

AFP

Comentarios