El Giro de Italia pierde a dos equipos, pero gana con Peter Sagan

Crédito: AFP - EL NUEVO DÍA
Golpe de efecto de Peter Sagan: la estrella eslovaca conquistó este martes en Tortoreto (este) la 10ª etapa del Giro de Italia, una prueba sacudida de lleno por el covid-19 y que abandonaron dos equipos, Jumbo y Mitchelton, por varios positivos en sus grupos.
PUBLICIDAD

Sagan, uno de los corredores con más victorias del pelotón, puso fin a un interminable periodo de sequía. El tres veces campeón del mundo llevaba 461 días sin ganar, desde su triunfo en Colmar en el Tour de Francia-2019.

"Finalmente lo he hecho, con mi estilo, dando espectáculo", declaró el eslovaco del equipo Bora, ganador en solitario de una etapa en la que atacó constantemente.

La actuación de Sagan llegó en el momento perfecto para una prueba noqueada por el anuncio de ocho casos positivos por covid-19, tras la ronda de test realizada durante el día de descanso.

"Nos esforzamos por tener la situación bajo control", declaró el director del Giro, Mauro Vegni, a la televisión pública italiana (RAI). "Esta mañana, todos los equipos que han tenido casos positivos se han sometido a nuevos test rápidos y haremos lo mismo pasado mañana. Hasta el momento hemos realizado casi 1.500 test y es imposible hacer más".

Burbuja criticada

Dos ciclistas dieron positivo: el neerlandés Steven Kruijswijk, tercero en el Tour-2019, y el australiano Michael Matthews (Sunweb), maillot verde del Tour-2017. Seis personas más, miembros del personal de los equipos, también se contagiaron y tuvieron que dejar la carrera.

El Mitchelton, que el sábado había perdido a su líder, el británico Simon Yates, por el mismo motivo, se retiró tras el anuncio de cuatro positivos en su grupo.

El Jumbo, sin esperanzas con el abandono forzoso de Kruijswijk, hizo lo propio un poco más tarde. Su autocar, con los ciclistas, estaba en la zona de salida de Lanciano.

"Hemos tomado la decisión con retraso porque hemos querido tomarla en colaboración con la dirección, los corredores y el 'staff'", explicó el director deportivo, Addy Engels, reconociendo que conoció el positivo de Kruijswijk en la noche del lunes al martes. "Era lo más responsable: hemos estado cerca de él".

Uno de sus corredores, el neerlandés Jos van Emden, denunció en un podcast especializado (The Cycling Podcast) la permeabilidad de la "burbuja" sanitaria que los organizadores se esfuerzan por establecer alrededor de la carrera: "En los bufés de los hoteles había gente que no formaba parte de la burbuja".

Unas críticas que contrastan con las declaraciones del vencedor del día en línea de meta: "Creo que los organizadores hacen lo mejor que pueden para protegernos en la burbuja", opinó Sagan.

"Es la situación esta temporada, sabíamos que sería difícil, con carreras anuladas como en Países Bajos", añadió.

Bilbao ataca, Almeida responde

El pelotón del Giro, formado por 176 ciclistas en el inicio de la prueba en Sicilia el 3 de octubre, se redujo a 145 corredores antes de nuevos abandonos durante la carrera.

Omnipresente este martes, Sagan descolgó a su último compañero de fuga, el británico Ben Swift, en la última ascensión del día, a 12 kilómetros de meta.

Debutante tardío en el Giro, con 30 años, ganó en solitario en Tortoreto para convertirse en el ciclista 100 que cuenta en su palmarés con triunfos en las tres grandes vueltas (Tour, Giro, Vuelta a España).

En la clasificación general, el portugués Joao Almeida conservó su 'maglia rosa’ aunque no sin esfuerzo. El luso controló el ataque del español Peio Bilbao en el final de la etapa y arañó 4 segundos extra al esprintar por el tercer lugar.

Por contra, el danés Jakob Fuglsang (Astana), que sufrió un pinchazo a falta de 10 kilómetros, se dejó más un minuto y 15 segundos con respecto a sus rivales directos.

Este miércoles, la etapa 11 (182 km) está pensada para los esprínters entre Porto Sant'Elpidio y Rimini.

AFP

Comentarios