Nada de milagros para el Barcelona de Leo Messi

Crédito: EFE / EL NUEVO DÍALionel Messi tuvo un buen partido ante el PSG, más allá de desperdiciar un penalti. El argentino marcó el único tanto del Barcelona y participó de las mejores acciones ofensivas de los catalanes, quienes fallaron en la definición.
Barcelona estuvo lejos de lograr el milagro ante el PSG. Más allá del buen juego de los culés, la falta de contundencia les impidió soñar con la histórica remontada frente a un cuadro francés que supo conservar la ventaja de la ida.
PUBLICIDAD

El Barcelona cayó eliminado en la Liga de Campeones tras empatar 1-1 ante el París Saint-Germain en el Parque de los Príncipes en la vuelta de los octavos de final.

Kylian Mbappé adelantó a los parisinos en el minuto 30 de penalti, el cual cometió Clément Lenglet sobre Mauro Icardi. Pero el Barça reaccionó rápidamente, en el 37, mediante Leo Messi, quien ejecutó un disparo desde 30 metros que se coló por la escuadra derecha de Keylor Navas.

El jugador argentino tuvo la oportunidad de poner al equipo azulgrana a tan solo dos tantos de la prórroga desde el punto de penalti en el 45+7, pero Navas y el travesaño evitaron el gol. En el segundo tiempo ya no se movió el marcador y el 1-4 de la ida dictó la eliminatoria.

Barcelona alcanzó a soñar con la remontada, especialmente por lo realizado en los primeros 45 minutos, donde superó en el juego al PSG, pero pagó caro la falta de contundencia.

Ya para la segunda parte, la intensidad del elenco culé bajó notoriamente y fue más cómoda la labor defensiva para el elenco francés, que ahora le apunta a llegar una vez más a la final, así como lo hizo en 2020, donde cayó con el poderoso Bayern Múnich.

Mientras tanto, el Liverpool aguantó el 0-2 de la ida para meterse en cuartos de final con un triunfo por 2-0 ante el RB Leipzig, que echó de menos la profundidad de Angeliño y que nunca estuvo cerca de poner en peligro la ventaja de los ingleses.

Sin el lateral español, fuera por una lesión muscular, los alemanes echaron de menos su profundidad y versatilidad en ataque y solo inquietaron la meta de Alisson Becker a ráfagas y sin demasiada intención.

Aunque fueron los primeros en asustar, cuando el meta brasileño tuvo que sacar un disparo desde el suelo de Dani Olmo, casi todas las ocasiones del Leipzig nacían por errores del Liverpool y no por creatividad propia.

A 20 minutos del final, el Liverpool pilló descolocado al Leipzig y Jota sirvió la pelota para que Salah cortase hacia adentro y batiera a Gulacsi raso por el primer palo.

Los ‘Reds’ encontraron más espacios y remataron el encuentro con un centro de Divock Origi que mandó a la red Mané.

 

La voz de los protagonistas

 

El portero costarricense del PSG, Keylor Navas, héroe de su equipo en la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones ante el Barcelona, se mostró feliz por la clasificación y por haberle parado un penalti a Lionel Messi. “Estoy muy contento, gracias a Dios, era un partido difícil. En cuanto al penalti, siempre es difícil de parar, sobre todo frente a Messi, gracias a Dios he estado concentrado y eso nos ha dado ánimo a todos”, dijo a la televisión RMC Sport al término del encuentro.

El delantero del Barcelona Antoine Griezmann, por su parte, consideró que su equipo dio “todo lo posible” aunque no pudo conseguir el objetivo, tras empatar 1-1 ante el París Saint-Germain en el Parque de los Príncipes y así caer en los octavos de final de la Liga de Campeones.

Ya hay cuatro clasificados  a cuartos de final: Oporto, Borussia Dortmund, Liverpool y París Saint Germain.

REDACCIÓN Y AGENCIAS

Comentarios