El activismo ciudadano como agente de cambio de Camilo Andrés Marín Escobar

Camilo Andrés Marín.
Para este cajamarcuno, el bien de la ciudadanía siempre estuvo en su misión. De ahí que desde muy joven asumiera como propia, aquella responsabilidad de instruirse y sumarse a las causas colectivas que lo tienen hoy en el Congreso de la República, reconstruyendo las bases de la democracia.
PUBLICIDAD

Marín Escobar actualmente labora en la Cámara de Representantes donde aporta su conocimiento en comunicación y marketing político, alcanzando impactos a sectores más grandes donde generalmente la política ha venido calando de otras maneras a lo largo de la historia.

Es filósofo, especialista en Marketing Político y Estrategia de campaña, y actualmente candidato a magíster en Comunicación Política con énfasis en Políticas públicas; por esa razón, su apuesta por las comunicaciones claras que transformen las viejas redes de diálogo y poder.

 

Una apuesta por la pedagogía ciudadana

Desde su experiencia en la ‘Despensa agrícola’ de Colombia, en torno al proceso contra los proyectos que atentan a la naturaleza, este profesional confió en sus capacidades y decidió luego, desde el colectivo ‘Actuemos’, llegar a varias ciudades del país en época electoral.

Su propósito, exponer a la gente del común, en las calles, cuál es la historia que no debería repetirse y cambiar las bases que están sujetas a las ya conocidas estructuras, y plantear además, una participación equitativa.

Desde el activismo político en el movimiento estudiantil, Camilo trabaja incansablemente por responder a un par de incógnitas que cuestionan más allá del por qué se llega a perder y por qué tantas personas se abstienen de elegir.

 

Una política distinta

¿Cuál es la falla? ¿Por qué la gente ya no se interesa? De ahí que aporta día a día desde el equipo -una UTL, Unidad de Trabajo Legislativo- al que pertenece y acompaña al representante David Racero, en generar alternativas que en definitiva cambian los procesos y los conceptos.

Un trabajo en el que el pilar fundamental es la participación de los colombianos, y que desde su quehacer, lo ha cumplido conociendo cada espacio y generando vicisitudes, nuevas dinámicas basadas en el compromiso.

Y esto, partiendo ya no se queda solo en denunciar sino de proponer, pensar un país y entregar escenarios distintos en las dinámicas de poder; un nuevo mundo que vienen evidenciando resultados muy positivos.

Cabe resaltar que Marín Escobar lleva cerca de diez años como activista, tiene 28 años, conoce el territorio, su gente, sus necesidades y se empatiza con aquellas situaciones que lo incentivan a proponer cambios y acciones.

“Ser tolimense es primero, una gran fortuna, es un departamento muy bello y que ha sido trascendental en la historia aunque poco a poco haya venido perdiendo relevancia (...) pero siento que nos toca a nosotros retomar la grandeza del Tolima, y siento que somos muchos los que estamos haciéndolo y queriéndolo hacer, es un gran orgullo haber nacido allí”.

ALEJANDRA CAVIEDES

Comentarios