No es una novelista

La colombiana, quien se ha destacado durante su carrera en el mundo del entretenimiento, sigue consolidándose como escritora, pero no como una intelectual de las letras, sino como un personaje con qué identificarse.

Isabella Santo Domingo, quien está promocionando su más reciente libro, De la ruptura a la sutura, y que es el primero de tres libros que va a publicar con la editorial española Ediciones B, no quiere que la consideren una novelista, ni espera ganarse algún día el Nobel por sus publicaciones: solo busca entretener a través de su humor sarcástico a las personas que la leen y darles una esperanza en aspectos cotidianos de la vida.

La barranquillera, quien ha sido actriz y presentadora colombiana, tiene como pasión la escritura y dice haberlo hecho durante toda su vida, por lo que para ella es muy fácil sentarse a escribir, pues afirma que lo hace de la misma manera en que habla, sin ninguna pretensión, guiada por las experiencias que ha vivido.


Sin embargo, Isabella no parece tan sencilla a la hora de hablar de sí misma, pues se considera una persona muy inteligente, con mucha gracia e ingenio, ingredientes que ella ha sabido mezclar y que son necesarios para alcanzar el éxito con sus publicaciones, como es el caso de su famoso libro Los cabal­leros las prefieren brutas, éxito que también quiere alcanzar con el libro que ahora estrena y con los próximos dos.


Y aunque su fuerte es el sarcasmo, afirma que su objetivo nunca será ofender a nadie, ni por el contrario agradar, sino simplemente decir la verdad de las cosas; claro está, desde su punto de vista.


El libro ‘Los caballeros las prefieren brutas’ es best seller y fue llevado a la pantalla chica como una serie producida por el Canal Caracol en asociación con Sony Entertaiment Television.

Con información de Kien&ke

Comentarios