Suspenden provisionalmente al Personero de Ibagué

Crédito: Suministrada/EL NUEVO DÍAWilson Prada fue elegido en febrero como el nuevo Personero de Ibagué.
El Tribunal Administrativo del Tolima apartó del cargo a Wilson Prada hasta tanto resuelva de fondo una demanda en la que se pide anular su elección como jefe de la entidad de control.
PUBLICIDAD

Como medida cautelar, el Tribunal Administrativo del Tolima suspendió provisionalmente al personero de Ibagué, Wilson Prada Castro, mientras estudia una demanda instaurada por el abogado Edgardo Sánchez en la que solicitó declarar la nulidad de su elección y ordenar al Concejo a realizar un nuevo concurso para proveer el cargo.

Sánchez, una de las personas que también aspiró a llegar a la Personería, sostiene que se violaron varias normas en el proceso de elección, empezando porque la Corporación Centro de Consultoría, Investigación y Edición Socioeconómico no era idónea para adelantar el concurso debido a que no es una universidad o institución de educación superior pública o privada.

Además, según precisó Sánchez, la mencionada Corporación no tiene dentro de su objeto social el desarrollo de actividades de realización, apoyo o gestión de procesos de selección de personal, como lo exige la norma para este tipo de procesos.

“Así las cosas, las distintas etapas del proceso de elección han sido adelantadas por una entidad que no es idónea, lo que de paso conlleva a que la persona elegida en dicho proceso no cumple con los parámetros correspondientes a un proceso meritocrático, vulnerando indudablemente la carta política, en especial el principio constitucional del mérito”, aseguró el abogado en la demanda.

De acuerdo con Alejandra Nieto, apoderada del demandante, Prada ya no podría continuar en el cargo porque al quedar suspendido de sus funciones como Personero se están incumpliendo las razones que justificaron la licencia otorgada por la Procuraduría General de la Nación -donde es funcionario de carrera- para que pudiera venir a Ibagué a ocupar ese cargo.

“De plano, Prada no puede continuar. La situación jurídica en la que queda el Personero es que siendo titular de un cargo en la Procuraduría pidió una licencia para ejercer el cargo de Personero; sin embargo, al suspenderlo de sus funciones ya no estaría ejerciendo el cargo, lo que significa el decaimiento de la licencia otorgada, por lo tanto si no retorna a su empleo en la Procuraduría incurriría en un abandono del cargo del que es titular”, afirmó Nieto.

Por otro lado, afirmó que al Concejo le correspondería designar a un funcionario de la Personería en calidad de encargado mientras se resuelve la demanda, pero como no están sesionando los cabildantes, la responsabilidad pasa a manos del alcalde Andrés Fabián Hurtado.

 

DATO

A la demanda de Edgardo Sánchez se suman tres más: dos presentadas por el abogado Luis Felipe Aranzales, quien también aspiró a llegar al cargo, y otra de la Procuraduría 27 Judicial para Asuntos Administrativos.

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios