emergencia

 

Preocupación por escasez de materia prima para elaboración de artesanías

Crédito: HELMER PARRA / ARCHIVO / EL NUEVO DÍA
Un problema mayúsculo enfrentan los artesanos de La Chamba ante el desgaste del predio del que extraen la arcilla para sus creaciones. La situación los ha llevado a tomar materia prima de terrenos privados, aledaños al autorizado, lo que ha generado una serie de inconvenientes.
PUBLICIDAD

El evidente agotamiento del terreno destinado para la extracción de materia prima e insumos para la elaboración de artesanías tiene en jaque a los habitantes de La Chamba, quienes en un alto porcentaje se dedican a este arte como forma de vida.

Ellos, directos perjudicados, desde hace varios meses vienen alertando a la Gobernación del Tolima y a los entes correspondientes sobre esta problemática que ha afectado su productividad y conforme pasa el tiempo el problema crece como una bola de nieve.

 

Conflictos y amenazas

Especiales.

Dadas las circunstancias y ante la necesidad de contar con la arcilla para sus creaciones, los artesanos encontraron la posibilidad de extraer materia prima de un lote aledaño, que es privado, al que se han trasladado en las últimas semanas, pero esto ha derivado en una serie de inconvenientes que, presuntamente, han trascendido a amenazas.

“Eso se hace en un terreno privado, más no en el destinado a la explotación. El señor propietario del terreno se opone a la extracción porque para esto se debe hacer un hueco de aproximadamente 40 centímetros de profundidad”, expresó Prada.

La molestia del dueño del predio en mención ha sido evidente, ya que afirma que la intervención a sus suelos va a terminar perjudicando sus cultivos y el proceso podría ser engorroso al momento de renovarlos.

Según los artesanos, supuestamente, la actitud del hombre se ha tornado desafiante y agresiva ante este tipo de intromisiones, al punto de que presuntamente ha amenazado con hacer daño a quienes acceden a su propiedad.

“Comprendo al señor que esté bravo, pero ya hacer una amenaza contra los artesanos es llevar las cosas a otro nivel. El conducto regular era haber ido a la Policía a decir que le están causando un perjuicio y que saquen las personas de ahí”, acotó Prada.

En medio de todo hay opiniones que dan cuenta que supuestamente el lote autorizado para la explotación se podría regenerar de una forma rápida con la remoción de terreno con maquinaria y con el suministro de agua, pero eso no se ha corroborado.

 

Falta de arcilla

Especiales.

En efecto, Camilo Ernesto Prada, integrante de la Asociación de Arte de La Chamba y Chipuelo (Asoarch), explicó que los artesanos para la elaboración de las icónicas piezas trabajan con tres tipos de arcilla que tienen diversas características: arenosa, roja y lisa.

Precisamente esta última, la lisa, se acabó por completo en el predio que está a cargo de la Gobernación del Tolima y del que los artesanos tiene la posibilidad de explotar sin condicionamiento de ningún tipo.

Bajo este panorama, se calcula que se debe esperar cerca de seis meses para que se dé una nueva ‘cosecha’ de arcilla lisa en el lote y de esa forma volver a extraer. Pero la necesidad de trabajar no da espera para estas familias, lo que complica este asunto porque aseguran que una pieza sin este insumo no queda igual.

 

Intervención

Ante esta marcada dificultad desde el semestre anterior los afectados han puesto en conocimiento de la Gobernación del Tolima el conflicto.

Por ende, la Administración seccional fijó una reunión con todas las partes intervinientes para el próximo 6 de agosto en el corregimiento, con el fin de dar una solución y dirimir las diferencias al respecto.

No obstante, las expectativas no son tan altas: “Resulta que ese tema, como lo estamos calculando, va a ser firmar una asistencia y posiblemente seguir en lo mismo, porque nos damos cuenta de la intención de inversión en La Chamba (es mínima) con los sitios que hay acá emblemáticos que están en el completo olvido”, puntualizó Prada.

Alguna de las alternativas que se comentan es que se adquiera un nuevo predio para no tener que sufrir con el desabastecimiento de la materia prima.

El caso es que todo esto perjudica a la comunidad que, según cálculos locales, aproximadamente en un 80%, de los cerca de dos mil habitantes, se dedican a la elaboración de artesanías.

 

DATO

Para la primera semana de agosto se tiene prevista una reunión, con la mediación de representantes de la Gobernación del Tolima, para tratar este tema y buscar una pronta solución.

 

DATO

Para la elaboración de artesanías se emplean tres tipos de arcilla: arenosa, roja y lisa, y precisamente la última se acabó en el lote destinado para la extracción, lo que tiene preocupados a los habitantes de La Chamba.

 

DATO

Ante la escasez los artesanos han extraído arcilla de un predio privado, lo cual ha derivado en un conflicto con su propietario.

 

MANUEL BRISNEDA

Comentarios