18 de Diciembre del 2017
Publicidad
Jóvenes
¿Cómo alimentar a un corazón roto?
Aunque los hombres tardan más en recuperarse de la tusa -según un estudio de 2015 realizado por el University College London-, son las mujeres quienes más padecen del síndrome del corazón roto: se denomina “cardiopatía de Takotsubo” y puede afectar incluso la salud. Para unos y otros, lo más importante es encontrar la forma de curar el corazón: la comida puede ayudarle.
TOMADA DE INTERNET - EL NUEVO DÍA
(Foto: TOMADA DE INTERNET - EL NUEVO DÍA)
7 Dic 2017 - 1:31pm

Bueno, nos rompieron el corazón. Claro que no es justo que por estas fechas suceda algo así: una pareja que decidió terminar, un amigo que dio la espalda, un proyecto que fue rechazado o una lección que recibimos justo cuando esperábamos todo lo contrario.

No hay forma de evitarlo y aunque pareciera que toda la comida dulce, grasa y llena de harina que se cocina por estas fechas podría ayudar a hacernos sentir mejor, en realidad no es así.

Expertos y estudios internacionales explican que llenarse de pastelitos o helados, por mucho que lo hayan recomendado en las películas románticas, lo único que hará es hacerlo sentir cada día más triste.

No es lo más cinematográfico del mundo, pero comerse una fruta puede ayudarle a curar su corazón y sí, el chocolate es un gran aliado, pero el oscuro, que contiene cacao en un mayor porcentaje.

No se hunda en la depresión: alimente su corazón para que se recupere. Ahora parece imposible, pero créalo: lo hará.

 

No se “coma” su tristeza

La nutricionista Marcela Álvarez señala que existen algunos alimentos que no le ayudan cuando está triste por una ruptura amorosa:

1 Comida rápida: un estudio realizado por la Universidad de Navarra encontró que existe una relación entre la comida rápida y la depresión, y la causa son las grasas saturadas. La comida rápida aumenta el colesterol malo, lo que produce una disminución de la serotonina, lo cual produce pereza y pocas ganas de hacer algo positivo por uno mismo.

2 Harinas: una investigación de la Escuela de Salud Pública de Harvard encontró que, por ejemplo, las mujeres que consumían más hidratos de carbono, presentes regularmente en las harinas, aumentaban en un 28% el riesgo de ser diagnosticadas con depresión. Así que definitivamente, todas esas ricas harinas que comemos por estas fechas no le ayudarán a superar a ese amor que terminó la relación.

3 Dulces: es uno de los preferidos por las personas cuando están lidiando con el duelo tras una ruptura amorosa, pero lamentablemente este alimento solo hará que se sienta peor. El azúcar que se usa en los dulces y postres contiene demasiados carbohidratos, lo cual hace que su estado de ánimo varíe, que se sienta irritable y agitado. No, no lo ayudará a sanar su corazón.

4 Alimentos procesados: una investigación de la Universidad de Londres encontró que la cantidad de químicos y conservantes presentes en este tipo de comida afectan la producción de serotonina y por tanto, el riesgo de padecer depresión aumenta en un 48%. Si tiene el corazón roto por un amor, es muy posible que este tipo de alimentos le produzca más tristeza.

5 Café y té: el café es un gran estimulante y no hay duda que este país se caracteriza por producir uno delicioso. No está mal que al levantarse por la mañana se tome uno, acompañado de proteína, para adquirir energía. Pero la recomendación es que tanto para este alimento, como para el té, se consuma con moderación. El café y el té son estimulantes y si los toma con frecuencia durante el día sentirá que su cerebro acumula pensamientos relacionados con la situación que vive en ese momento, es decir, con la ruptura.

 

Alimente su corazón

 Dahiana Castillo, nutricionista, Dietista, Epidemióloga en Nutrition in global Chage Specialist. Certificada en Bioneuroemoción.

Nuestra emocionalidad está estrechamente conectada con nuestro sistema digestivo, si estás en proceso de duelo, lo más factible es que tu cuerpo lo lea como una pérdida y en definitiva perderás algo de peso, si realmente tienes el corazón roto.

Pero más allá de esto hay algunos alimentos y hábitos que te ayudarán a sentirte mucho mejor:

1 Evite el alcohol: aunque durante el proceso de “disfrute” puede generarle relajación y éxtasis, el alcohol disminuye la secreción de serotonina, así que cuando pase el efecto se sentirá más deprimido.

2 Manténgase hidratado: la hidratación garantiza que todos sus procesos hormonales funcionen adecuadamente y así garantiza que la absorción de vitaminas y secreción de serotonina se haga correctamente en su cuerpo.

3 Coma chocolate, pero chocolate real, es decir, con un 80- 90% de cacao y sin azúcar preferiblemente. El chocolate aporta feniletilaminas, sustancias que también se segregan cuando estás enamorado (de aquí la adicción al chocolate y a la teobromina, una sustancia que funciona de manera similar a la cafeína y estimula el sistema nervioso y le ayuda a estar alerta.

4 Evite quedar demasiado lleno en cada comida: la llenura produce un efecto que ha sido llamado “Marea Alcalina” porque causa un cansancio y/o sueño posterior a la alimentación, bajando tus niveles energéticos

5 Consuma alimentos ricos en triptófano, éste es un aminoácido precursor de serotonina (hormona de la felicidad): nueces (almendras, marañón, nuez de nogal); cereales integrales, leguminosas (frijol, lenteja, garbanzo), huevos (la yema sobre todo) y pescados azules (salmón o atún).

 

Gestionar las emociones para cuidar del corazón

La psicóloga Valeria Sabater señala que el síndrome del corazón roto es muy común principalmente en las mujeres -casi el 95% de los casos- pero no se trata solo de amor: “El mundo emocional impacta en ocasiones como un latigazo directo al corazón. Sin piedad. Nos hace creer que vamos a perder la vida, aunque afortunadamente, no suele ser así”.

La experta señala que las mujeres, en muchas ocasiones, dan prioridad a las emociones de otros por encima de las suyas: “en su afán de protección y atención siempre focalizará sus energías en la familia, en sus hijos, en su pareja… Poco a poco sus preocupaciones y ese delicado mundo emocional se convierte en un agujero negro que, tarde o temprano, implosiona”.

Sin embargo, la experta explica que es posible aprender a manejar nuestras emociones y así ponerle una bandita al corazón para que sane y se recupere. Sabater sugiere:

1 No deje para mañana lo que le preocupa hoy. Drene emociones, día a día. Pocos ejercicios son tan liberadores como liberar lo que oprime, como desahogar lo que nos quema por dentro.

No podemos ni debemos dar solución a todo lo que nos envuelve. Mantener a todo el mundo complacido es un foco de estrés muy destructivo.

2 El síndrome de corazón roto surge muchas veces tras un duro impacto emocional. Queda claro que nadie puede estar preparado para afrontar una pérdida, una separación, una dura decepción. Sin embargo, lo que sí podemos hacer es instaurar en nuestro interior unos buenos “cimientos” para que ese impacto “no nos rompa”. Se trataría de asumirlo con la flexibilidad de esos materiales que primero reciben el impacto y luego son capaces de recuperar su forma original.

3 Regálese tiempo, haga ejercicio moderado, practique yoga y ponga prioridades como lo que usted es: la persona más importante del teatro de su vida. Haga de su corazón su mejor arma en estos tiempos complejos. En estos entornos donde solo cabe una cosa: aunar fortalezas para conquistar nuestra felicidad, nuestra calma interior.

Publicada por
BELKYS P. ESTEBAN C.
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my space
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Todos los derechos reservados Editorial Aguasclaras S.A. - 2014 - Ibague - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular.
Términos y condiciones