Alza del dólar reduce importaciones y sube consumo interno

Alza del dólar reduce importaciones y sube consumo interno
La tasa de cambio en unos niveles cercanos a $3.500 pone a los consumidores a pensar en sus gastos y a ser más cautos a la hora de comprar productos importados, pero, ¿qué tanto afecta el consumo?
18 Ago 2019 - 3:01am

En las dos últimas semanas, el precio del dólar ha fluctuado entre los $3.365,78 y $3.449,47, con alzas hasta de $84,46 frente a la Tasa Representativa del Mercado, TRM, superando su máximo histórico de $3.474 en 2016.

Esta volatilidad es positiva para sectores transables, porque los productores pueden vender a mayor precio. Pero, ¿afecta el comportamiento del consumo de los colombianos?

De acuerdo con Camilo Herrera Mora, presidente de la consultora Raddar, hay productos muy sensibles a la tasa de cambio como por ejemplo los servicios de suscripción en televisión en los cuales los consumidores pagan todos los meses en dólares, así como en productos como vehículos, computadores, celulares, neveras, estufas, prendas de vestir, entre otros bienes durables, que su precio está más atado al dólar puede darse el cambio más rápido.

Sin embargo, explica que el alza en los precios es poco significativo e incluso hay productos que no reaccionan tan rápidamente a la devaluación de la tasa de cambio, porque el precio final al consumidor depende de qué tan sensible son los consumidores a esos ajustes en los precios.

Por ejemplo, una compañía de celulares que tenga suficientes productos en inventario va a seguir vendiendo al mismo precio.

Eso sí, afirma, de continuar las alzas, 19% de los bienes importados que componen la cesta básica para medir la inflación podrían encarecerse en los próximos 10 meses.

“En Colombia, entre el 13 y el 15% del gasto de los hogares es de bienes importados. De ese porcentaje, cerca del 20% es en alimentos como trigo para la producción de pan. El restante son bienes de consumo masivo, en especial electrónicos que tienen coberturas cambiarias por lo que no transmiten completamente la volatilidad del tipo de cambio al precio final del producto o en un muy bajo porcentaje que sería imperceptible para el consumidor final”, explica el experto.

Para los consumidores, el mensaje es que se está viviendo un entorno de volatilidad y es razonable pensar en protegerse, pues las fluctuaciones grandes en los mercados van a seguir viéndose en el corto y largo plazo.

Según Héctor Luis Romero, docente y director de la Facultad de Administración de Empresas de la Universidad Pontificia Bolivariana, UPB, el dólar alto afecta la importación de productos e insumos, pero beneficia el mercado nacional.

“La volatilidad afecta al sector empresarial en particular a los importadores, porque no pueden planificar sus compras, es lo que se conoce como efecto transferencia (pass-through), que básicamente define la posibilidad de que el alza del dólar se traslade a los productos que compran los colombianos y que son “transables”. Esto se da porque no hay seguridad si el dólar se va a mantener entre los $3.300 y $3.400 o si eventualmente retornará a $3.000 o incluso llegará a los $3.500”, explica el docente de la UPB.

Respecto a los efectos de esta situación en el bolsillo de los colombianos se da cuando quiere salir de vacaciones al exterior o pagar una deuda en la divisa.

“Con los productos de la canasta familiar, los consumidores no son ingenuos. Es decir, que si el precio del producto importado aumenta se decide por los nacionales, lo que es muy favorable para el crecimiento de la economía”, explicó.

 

¿Qué productos se encarecen?

César Ferrari, profesor de economía de la Universidad Javeriana, explicó que además de los productos electrónicos, atados al dólar, se espera algún efecto sobre la canasta familiar en los alimentos, pues estos “pesan cerca de 23% ó 25% con la nueva metodología, y de ese total, 30% se ve impactado por el dólar”.

El analista destaca que el impacto podría agregar entre 10 y 20 puntos básicos a los bienes transables en cuanto a inflación, pero deja claro que esto se podría dar solamente si el alza del dólar se mantiene.

El tabaco, algunas prendas de vestir y la industria de autopartes, así como los celulares inteligentes, son algunas de las industrias que presentarán alzas vía inflación, además del valor spot del dólar.

Esto se demuestra al momento de adquirir los productos directamente desde el comercio internacional, por internet, pues ven un alto incremento.

Viajar también sube de precio, pues si gastó US$5.000 en un viaje al exterior, su deuda hoy está $2,7 millones por arriba que en agosto del año pasado.

“Al aumentar la tasa de cambio también hace más competitivos los sectores transables, porque los productores pueden vender a mayor precio, pero sus costos no están aumentando en la misma proporción, sino menor. Lo que representa más utilidades, mayor rentabilidad.

Esto puede generar una inversión en esos sectores y de esa manera crear mayor capacidad de producción, lo que se traduce en una mayor capacidad para contratar más personal.

Pero si la tasa de cambio fluctúa mucho, no es muy atractivo invertir porque no hay estabilidad”, puntualizó el analista.

 

Dato

Tras la revisión hecha por el Dane en febrero de este año, la canasta quedó compuesta por 443 productos, y según los analistas, dentro del total, los bienes transables pesan 19% del cálculo de la inflación.

 

Dato

El encarecimiento del dólar ha sido tal que el peso colombiano se ha devaluado 19,1% en un año, lo que representa un encarecimiento de $555,2 desde agosto de 2018.

 

Dato

Entre el 13% y el 15% del gasto en Colombia es de bienes importados, según la Consultora Raddar.

Publicada por
YENNY RODRÍGUEZ BARAJAS