Concejo aprobó ajuste de POT y redireccionamiento de $27 mil millones

Panorámica de Ibagué
Crédito: Archivo / El Nuevo Día Los habitantes de zonas urbanas y rurales de Ibagué esperan mejores intervenciones en cuanto a infraestructura.
Contenido Exclusivo
Con alta favorabilidad fueron aceptados dos proyectos que los cabildantes consideran necesarios para el crecimiento de infraestructura y económico para la comunidad ibaguereña.
PUBLICIDAD

Aprobados los proyectos de acuerdo 013 y 014 de 2022 en segundo debate de la sesión extraordinaria que se adelantó ayer en el Concejo Municipal y ahora pasan a sanción del Alcalde, propuestas que fueron presentadas por él mismo, ante el órgano de control político. 


El primer debate se realizó el sábado 10 de septiembre, donde la comisión Segunda o de Presupuesto, la mayoría votó a favor de que se distribuya un empréstito de $27 mil millones.


En la comisión Primera o de Plan, se aprobó, con una votación nominal, cinco votos a favor y dos en contra, que se adicionen unos artículos al Decreto 1000-0823 del 23 de diciembre de 2014 en virtud del cual se adopta la revisión y ajuste POT entre otras disposiciones.

 

Infraestructura 


El acuerdo 013 modifica el artículo segundo del Acuerdo 012 del 27 de diciembre de 2021 para redistribuir el cupo de endeudamiento de $27 mil millones, que en un principio eran para el plan ‘Operación Centenario’.


A partir de varios cuestionamientos, este se dejó de lado y el secretario de  Infraestructura, Diego Herrán Triana, expuso una nueva idea denominada, ‘adecuación y mejoramiento urbanístico, paisajístico del parque Centenario’, del cual quedan recursos, que se invertirán en la construcción del complejo acuático, el mantenimiento de red vial terciaria y la optimización de las calles del área urbana.


Después de que los cabildantes despejaron sus dudas y verificaron que esto no sería un nuevo endeudamiento para el Municipio, fue aprobado por mayoría el informe de ponencia, títulos, disposiciones legales y el articulado, por lo que el proyecto se convierte en Acuerdo municipal.


Todos los debatientes consideraron que la ejecución de las obras que se dispusieron, propicia el desarrollo de la ciudad, que era algo necesario que se solicitó; además, el concejal Ferney Varón dijo que era importante que se estudie cómo se consiguen activos para mantener las estructuras y generar empleo.


Sin embargo, el cabildante Jaime Tocora, quien reconoció que esas obras mejoran la calidad de vida de los ibaguereños, votó negativo, al considerar que faltó que se le suministraran datos que solicitó desde que se expuso el proyecto y que solamente hasta el día de la discusión, recibió completos.


Tocora sostuvo que varios de los documentos que le suministraron eran solo listados que no tenían la información completa, como un acta por parte del Ibal sin fecha, hora, lugar ni asunto, pero que fue firmado por asesores.


“Están firmando hojas en blanco (...) yo cómo voy a saber si eso tuvo que ver con la socialización de la operación Centenario o el replanteamiento de cómo se va a materializar hoy en día unas adecuaciones y mejoras (...)”, manifestó Tocora.


Igualmente, dice que quedan vacíos que se debieron aclarar y leyó uno de los escritos que le enviaron, “se identificaron pocos individuos clasificados como muertos en pie que no han liberado semillas y deben ser sucedidos, yo le pregunto a la Administración, van a talar más árboles y no puede ser bajo un estudio que diga, no es que se determinaron árboles muertos en pie, eso fue a ‘ojímetro’, dónde está el tomógrafo (...)”.

 

Opinión de la Secretaría 


Sobre la aprobación del proyecto, que ahora busca beneficiar vías rurales, la jefe de la cartera de Agricultura y Desarrollo Rural, Soledad Orozco Zea, comentó que esto ayudará a aliviar las dificultades de movilidad de cientos de campesinos.  


“Esta reorientación va a beneficiar sin duda alguna al sector rural, ya que nuestro Alcalde, entendiendo las dificultades en la malla vial terciaria, a raíz de la fuerte ola invernal, se destinarán $4.400 millones. 


“Con esta financiación esperamos construir alrededor de 10 kilómetros en alrededor de 100 veredas. Más la inversión que ya traíamos desde la Secretaría de Agricultura llegaremos a tener un impacto en cerca del 83 % del territorio rural” indicó Orozco.  


También sostuvo que la ejecución de los recursos se hará a través de las juntas de acción comunal, por lo que ya tienen identificados los puntos críticos como levantamientos topográficos, pero que estarán atentos a que las juntas comenten sus necesidades y cumplan con algunos requisitos.

 

Distribución del empréstito 

 

Centenario, $7.682 millones.


Centro recreacional,  $11.064 millones.


Malla vial de las zonas rurales, $4.400 millones.


Infraestructura vial urbana $3.873 millones

 

En resumen 

 

Estas serían las intervenciones que se piensan realizar para las cuatro infraestructuras.

Centenario:
Fue dividido en tres zonas (baja, media y alta) y la mayoría de labores que se le realizaría son de adecuación y mantenimiento de baños, limpieza con hidrolavadora, túnel, retiro de cerramiento, canchas, andenes, barandas y el parque biosaludable.  


La zona 2 y 3, además de las mejoras tendrían obras nuevas como arenero, parque, nueva iluminación, accesos, circuito de trote, plataforma de avistamiento de aves, sistema de seguridad, rampa para personas con movilidad reducida y la reforma a la concha acústica.

 

Centro recreacional de olas
Las intervenciones en el Parque Deportivo irían encaminadas a mejorar el edificio donde está la liga de esgrima; en el primer nivel iría una plazoleta de llegada, la adecuación de baterías sanitarias, locales comerciales, zonas de juego, oficinas y módulo de lectura. Es necesaria la construcción de un edificio auxiliar. 


Este espacio tendría cuatro piscinas (ola, salto recreativo, familiar y una infantil) más una zona de asoleado y terrazas de esparcimiento, asimismo se construiría una estructura auxiliar.

 

Malla vial zonas rurales 
Se propuso una gestión compartida donde el municipio tendría que aportar entre el 80 y 90 % de los recursos encaminados a materiales y asesoramiento técnico para hacer placas huella, mientras que la comunidad garantizaría la mano de obra no calificada. Se esperan 100 convenios solidarios. 

Infraestructura urbana 
Busca la optimización de la infraestructura vial urbana y sostenible de Ibagué. 

 

Dato

 

Este cupo de endeudamiento es parte de los $60 mil millones que se aprobaron el año pasado.

 

Con la aprobación de los artículos del POT, los cabildantes esperan que las construcciones y uso del suelo en la ciudad estén regulados. 

 

Plan de Ordenamiento Territorial, POT

 

En el segundo debate de sesión extraordinaria se mantuvieron los dos votos negativos del primer encuentro; 15 fueron a favor de la adecuación y un concejal no participó.


En la jornada de socialización de los artículos que se iban a modificar, el secretario de Planeación, Leandro Vera, después de una mesa de trabajo, comentó que decidieron presentar el documento concertado en su momento con Cortolima, ya que el Tribunal les había dado esa posibilidad. 


Así pues, algunos esperaban que la Corporación como demandante se pronunciara respecto a la acogida de los artículos que habían presentado en el 2014 para poder tomar una decisión, sin embargo, no hubo pronunciamiento.


La concejal Linda Perdomo en su explicación de por qué su voto iba a ser negativo al proyecto, consideró que el procedimiento adoptado por la Administración Municipal de llevar al Concejo la aprobación y modificación del POT sin surtir los trámites previstos en la ley 388, no era lo pertinente.


En esta misma negativa, el cabildante Jaime Tocora manifestó que de las dos opciones que dio el Tribunal no se tomó la correspondiente, ya que en el 2014 las condiciones ambientales eran distintas y con la actualización del Pomca en el 2019, no se pueden contemplar de la misma forma, por lo que cree que más adelante el documento tendría nulidad.

 

Algunas Modificaciones 

 

Respecto al cambio del POT, al comparar los documentos que presentó Cortolima en 2014, se pudo evidenciar que se habían suprimido o añadido algunas líneas o parágrafos que la Corporación no había incluido, por ello, según lo indicado por el Secretario de Planeación, solo se dejará lo que ya estaba establecido.


Por ejemplo, se suprimió el parágrafo 3 del artículo 120 donde estaba establecido que en las zonas de protección o aislamiento que se fija para las Ptars está prohibido el desarrollo de viviendas, sin embargo, estaban permitidas las actividades comerciales, de equipamiento o tareas propias de la industria. Cuestión que no tenía el documento concertado con Cortolima. 


El artículo 24 decía: “las áreas de cesión para equipamientos, resultantes de procesos de urbanización, al menos uno deberá estar conectado con un parque, plaza o zona verde derivada de las cesiones urbanísticas obligatorias del mismo desarrollo o colindantes”.


Frente a esto Vera indicó, “lo que quiera hacer el operador urbanístico será que las áreas que se entregan para cesión debían tener una colindancia. Adicionamos y es lo que se va a solicitar de ahora en adelante”.


Igualmente, el artículo 403, que ahora queda como 401, establece que las zonas de mitigación de impacto del área desde el perímetro con el que se tiene al inició con la zona rural, Cortolima estableció que eran 500 metros para minimizar los impactos en esos suelos, en el documento estaba en 300.


Las fumigaciones en zonas aledañas al perímetro urbano estaba en 500 metros y se había cambiado a 300.

 

Para recordar

 

Cortolima demandó ante el Tribunal Administrativo del Tolima el POT del 2014 al considerar que no se respetó lo concertado, por lo que el organismo, mediante un fallo anuló algunos artículos y le dio dos posibilidades a la Administración municipal conforme a las normas 241, 401, 402, 403, 411, 428 y 438.


Una de ellas era acoger las que la Corporación estableció en su momento o elaborarlas nuevamente. 


La decisión resulta urgente debido a que hay una ausencia normativa frente al desarrollo de vivienda en zona rural, por lo que se determinó suspender toda la expedición de planos topográficos, determinantes ambientales, y cualquier tipo de licencia que se le entregó a los curadores urbanos.

Redacción Ibagué

Comentarios