00000

“Estamos en la miseria escolar”, padres de familia al Ffie

Crédito: Foto: Tomada Alcaldía de Ibagué / EL NUEVO DÍALa comunidad asegura que todavía no hay claridad sobre el futuro de las obras de infraestructura educativa. En la imagen, el José Joaquín Flórez sede Arboleda Campestre.
Contenido Exclusivo
El malestar contra el Ffie entidad encargada de las obras de los colegios de Jornada Única en Ibagué persiste, la comunidad sigue pidiendo celeridad.
PUBLICIDAD

En medio de la explicación que rindieron las directivas del Fondo de Financiamiento de la Infraestructura Escolar (Ffie) y la Secretaría de Educación, la comunidad educativa de los diferentes planteles en obra mostró su descontento por la situación que ronda la construcción de estos escenarios y que tiene a cientos de jóvenes recibiendo clases en condiciones inadecuadas. 

Varios de los asistentes resaltaron que en la exposición que hizo la directora del Ffie, no se plasma la realidad de cientos de estudiantes y que lo expuesto es lo que ya han escuchado en numerosas reuniones que han desarrollado con la entidad sin que el avance sea palpable. 

“Llevamos cinco años viendo un colegio que de la nada se destruyó (...) el Jorge Eliécer Gaitán puede desaparecer y si no lo hace por la construcción, es porque se van sus alumnos y docentes”, dijo Andrés Castro, personero del plantel educativo.

José Hebert Hernández, padre de familia, refirió, “pensamos que íbamos a escuchar cosas diferentes a las que hemos escuchado en los últimos ocho meses en las diferentes reuniones. A nosotros se nos sigue engañando y mintiendo con las mismas palabras porque no hay un cambio, llevamos años esperando una solución a una promesa que iba a durar siete meses, pero lleva cuatro años y medio, tenemos a 700 de los 1.200 estudiantes que tiene nuestra institución en hacinamiento”.

Y agregó, “Nosotros no estamos aquí para pedirle nada, estamos para exigirle como directora nacional del Ffie que se ponga los pantalones por la educación de Ibagué, que ponga la conciencia del trabajo y compromiso de su obligación (...) estamos en la miseria escolar, estamos en ruinas, estamos viviendo por la mera negligencia de usted (directora Ffie) y su gente, el olvido y la incapacidad de cumplirnos a nosotros (...) no se trata de tener cifras en un computador, usted habla y cuenta lo que no conoce y no ve”.

El rector del José Antonio Ricaurte, Florencio Cruz, a su vez reseñó, “con nuestra institución se cometió una improvisación porque en un proyecto que no tenía los documentos al día nos orientaron a la Secretaría de Educación e Infraestructura y del Ffie a través del coordinador, el ingeniero Fabián Calderón que debíamos iniciar el proceso de desmonte de todos los elementos didácticos con que funcionaba la institución, es decir, que había que desocupar la institución y me entero en febrero del 2022 que no se habían pagado las licencias ambientales, desde septiembre del 2021 nos estaban pidiendo que la desalojaramos, hoy podríamos estar en esa institución que pese a sus dificultades funcionaba, hoy lo que desmontamos se pudre en cajas”.

 

La voz del Ffie 

Adriana González, gerente del Fondo de Financiamiento para la Infraestructura Escolar (Ffie), en un balance de obra confirmó que de las siete instituciones educativas previstas a entregarse este año pese a los anuncios solo se entregarán dos, según dijo, por retrasos externos como el clima o contratiempos de los contratistas. 

“Por supuesto que hay prórrogas en los cronogramas,  bajo ninguna circunstancia estamos diciendo que no hay situaciones que han generado prórrogas (...) hay situaciones en lo que implica lluvias en algunos casos, tuvimos proyectos con temas puntuales en concretos que generó un reproceso para el contratista que él asume, pero se refleja en un tiempo adicional”, explicó González

En el balance entregado por el Ffie se reseñó que de los 26 colegios; 10 ya fueron entregados; sin embargo hay requerimientos de postventa en varios de ellos que, según la entidad, ya fueron objeto de análisis con la Secretaría de Educación.

Entretanto, otros 16 siguen a la fecha pendientes de entrega; nueve en ejecución de obra, uno en trámite de licencia, cuatro con licencia expedida pero pendiente de recursos del Municipio y dos cuyos predios están en trámites de viabilidad a cargo de la entidad territorial. 

 

Así van los porcentajes

 

En ejecución

En el caso del Antonio Reyes Umaña el porcentaje es del 60 % y se espera entregarla obra  a finales del primer semestre del 2023; en el Alberto Santofimio Caicedo se avanza en un 64 %; en el José Joaquín Flórez, sede Arboleda Campestre también se llega a un 60 %, allí se hacen reprocesos de reforzamiento de los bloques Tres y Siete por malas prácticas constructivas. Junto con los bloques Uno y Dos se entregarán en junio del próximo año. En diciembre del 2022 se entregarán los bloques Cuatro, Cinco y Seis. 

En la institución San José el porcentaje es de 81 % y su entrega está prevista para diciembre; en el Santa Teresa de Jesús con un 72 % para diciembre se entregará el comedor escolar de forma previa y en marzo la totalidad de la infraestructura. 

En la Sagrada Familia se avanza en un 93 % y se entregará en diciembre; en la Normal Superior el avance es del 74 % y está proyectada para entregarse en enero de 2023.

El Diego Fallón con un 24 % la obra se entregará en mayo de 2023 y el colegio Darío Echandía con un 60 % está proyectado para enero 2023.

 

Trámite de licencia

Para el caso de la obra en la institución Jorge Eliécer Gaitán, allí aún no se ha radicado la licencia de reforzamiento y está pendiente una firma del supervisor técnico en los planos estructurales que se espera hacer la próxima semana. Esta labor está a cargo del Ffie. 

La obra se prevé que esté lista en el segundo semestre del 2023. 

 

Licencias expedidas

En los colegios José Antonio Ricaurte, San Simón y José Joaquín Flórez sede principal, el Ffie confirmó que estos colegios están pendientes de recursos por parte del Municipio por unos valores que señala la entidad del orden nacional que se debe indexar a los proyectos. 

En el caso del Joaquín París, se está en trámite de formalización del contrato, pero se prevé que una vez se firme acta de inicio la duración en la obra sea de siete meses.

 

Pendientes de viabilidad

Para el caso del Mariano Melendro y el Inem Manuel Murillo Toro, en estas instituciones aún no arrancan obras, ya que se está en trámites de viabilidad técnica del predio. 

“Cuando la entidad territorial presentó la postulación de estos proyectos, lo hizo con los predios y edificaciones que existen en esos dos colegios, eso implica que deben tener una licencia de reconocimiento y llevar una norma sismorresistente. Tenían que hacer un (informe de) vulnerabilidad sísmica y un diseño de reforzamiento estructural, en un momento la ETC decide que no va a hacer esos estudios y decide sacar una licencia de subdivisión del predio, para volver estos predios más pequeños”, dijo Javier Talero, director Técnico del Ffie, quien acotó que con tal decisión la entidad debe volver a revisar y asegurar que haya acceso peatonal y particular, así como a los servicios públicos y sus servidumbres. 

REDACCIÓN IBAGUÉ

Comentarios