00000

¡Hermosa y valiente! Ella es la bombera más joven de Ibagué: su historia es ejemplo

Crédito: Suministrado / El Nuevo Día.
Inspirada en su padre, María Paula decidió continuar con el legado familiar y ser bombera.
PUBLICIDAD

Con la entrega de equipos especializados y vehículos para la atención de emergencias, la Administración Municipal sigue impulsando a los jóvenes que quieran desempeñar este oficio; ejemplo de lo anterior es María Paula Zambrano, de 24 años, una de las más jóvenes de las cuatro mujeres que hacen parte del Cuerpo Oficial de Bomberos.

Desde que tiene uso de razón, la mujer recuerda que su padre Israel Zambrano, sargento también del Cuerpo Oficial de Bomberos con 33 años en la institución, siempre le inculcó a su familia el don de servir, lo que inspiró a María Paula a querer ser bombera y actualmente desempeñarse en la estación Norte.

“Toda mi vida crecí viendo el amor que le tiene mi papá a esta institución. Siempre nos inculcó el don de servir con mucho amor, a pesar de que nunca nos dijo teníamos que ser bomberas. A nosotras siempre nos llamó la atención, incluyo a mi hermana porque ella también es certificada pero no ejerce”, comentó María Paula.

Aparte de ser bombera, la joven también es madre de Luciana Zambrano, de ocho años, quien admira la labor de su familia y expresa que también le gustaría ejercer esta profesión cuando sea adulta. Ha sido también gracias al apoyo de su hogar, que María puede trabajar y ejercer sus funciones en el hogar.

Durante su labor ha debido enfrentar diversas situaciones complejas que han marcado su carrera: Ver familias perderlo todo en un incendio, atender las emergencias por inundación y los casos del ‘puente de la vida’, la hacen aferrarse a querer seguir sirviéndole a la comunidad.

Actualmente la joven lleva tres años de servicio, y durante este tiempo no había recibido dotación especializada ni vehículos nuevos hasta este año, por lo que manifestó sentirse más segura a la hora de atender emergencias con este nuevo equipo.

“Me fueron entregados casco, monja, guantes, chaquetón, mameluco y botas estructurales. Se entregaron también dos camionetas y dos carrotanques. Antes solamente tenía un chaquetón y un casco; ahora podemos salir más protegidos a la emergencia”, destacó María Paula.

También refirió que se entregaron hornos microondas y neveras a cada una de las cuatro estaciones, y se le sigue apostando a la formación bomberil a través de diferentes cursos orientados por el Cuerpo Oficial.

La joven aprovechó para incentivar a los jóvenes a ejercer esta labor: “Ser bomberos es por vocación, es realmente el que le tiene amor a la comunidad y al servir; si lo quieren ejercer que lo hagan porque vale la pena. Es muy lindo y satisfactorio llegar a una emergencia y poder ver que los niños y las personas mayores lo ven a uno como un héroe”, finalizó.

3

3

Redacción web.

Comentarios