‘Gatillero’ a la cárcel

Crédito: Suministrada/El Nuevo Día Julián Andrés Reyes Rivera fue enviado a la cárcel mientras sigue la investigación en su contra.
Julián Andrés Reyes Rivera fue enviado a la cárcel señalado de pertenecer a la organización delincuencial Frontera Norte, dedicada a la comisión de homicidios bajo la modalidad de sicariato. El hombre presuntamente fue el encargado de asesinar a un adolescente de 16 años en Armero - Guayabal y a un venezolano en Mariquita.
PUBLICIDAD

El sujeto de 23 años de edad fue presentado por la Fiscalía de la Unidad de Vida por los delitos de concierto para delinquir agravado con fines de homicidio; homicidio agravado en concurso con la misma conducta, y fabricación tráfico y porte de armas de fuego agravado.

Reyes Rivera fue capturado por orden judicial por parte de los investigadores del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) adscrito a la unidad local de Honda, en coordinación con la Sijín de la Policía del Departamento del Tolima en San Sebastián de Mariquita.

Asesinato adolescente

El sujeto presuntamente para el pasado 24 de marzo asesinó al adolescente de 16 años de edad, de iniciales D.R.E., a quien se le conocía con el apelativo de ‘Jacha’, quien estaba en el establecimiento de razón social ‘Doña Mery’, en el corregimiento San Felipe, en Armero - Guayabal. 

El menor de edad estaba departiendo con su abuela, cuando dos sicarios motorizados pasaron por el sitio y le dispararon en ocho oportunidades. El joven quedó tendido en el suelo, herido de gravedad, al tiempo que su abuela también recibió un impacto de bala en uno de sus brazos. El arma utilizada al parecer fue una pistola calibre 9 milímetros. 

‘Jacha’ fue trasladado de emergencia al Hospital San José de Mariquita, pero llegó sin signos vitales, debido a la gravedad de las lesiones.

El venezolano 

La tarde del jueves 5 de mayo de este año fue asesinado en el sector de ‘Los Pinos’ en Mariquita, Nelson Rafael Marín Palma, natural de Venezuela, estaba en compañía de su hijo en predios cercanos al Club La Concordia. Hasta el lugar llegó un hombre y sin decirles una palabra, sacó un arma de fuego y disparó en repetidas ocasiones contra el ‘chamo’. 

El asesino huyó por la polvorosa vía que une al barrio Los Pinos con el estadio municipal, sin dejar rastro. Entre tanto, el hijo de Marín Palma alertó a otras personas y les contó sobre el hecho. Se comunicaron con la Policía, que acudió a la zona.

En medio del desespero, el hijo de la víctima, un uniformado y otro ciudadano levantaron del piso al herido y lo montaron en una camioneta oficial. De acuerdo con las versiones que se escucharon en el lugar de los hechos, fueron tres impactos con arma de fuego que le propinaron a Marín Palma por la espalda. 

 

REDACCIÓN JUDICIAL

Comentarios