Militares implicados en robo de armas fueron condenados

COLPRENSA - EL NUEVO DÍA
Un sargento y un soldado fueron condenados por el robo de más de 400 armas de un batallón en Pereira. Estas terminaron en manos de grupos ilegales.

El sargento segundo César Andrés Castro Eslava, y el soldado profesional Jhon Fredy Gaviria López, implicados en el robo de 403 armas de fuego que permanecían en el armerillo del Batallón San Mateo y que terminaron en manos de bandas criminales del norte del Valle del Cauca, fueron condenados por un juzgado de Pereira.

Gaviria López, que llevaba 16 años al servicio de la institución, fue condenado por el Juzgado Segundo Especializado de Pereira a la pena de prisión de siete años. Por su parte, el sargento segundo, quien no aceptó cargos durante las audiencias preliminares, posteriormente realizó un preacuerdo con la Fiscalía y recibió como condena cinco años y cinco meses de cárcel.

A ambos uniformados, quienes se encontraban con medida de aseguramiento intramural desde el pasado 2 de febrero, la Fiscalía les había imputado los delitos de concierto para delinquir, tráfico, fabricación o porte de armas de fuego de uso privativo de las Fuerzas Militares; tráfico, fabricación o porte de armas de fuego de uso personal y peculado por apropiación.

La investigación del hurto

La investigación en contra de los militares surgió luego de que la Fiscalía obtuviera información extraída de las interceptaciones telefónicas que realizaba el CTI a la banda delincuencial comandada por Alex Toro, con injerencia en el norte del Valle y Risaralda, en las que evidenciaba la existencia de una persona dentro del Batallón San Mateo que comercializaba armas de fuego.

En desarrollo de la investigación, para el mes de enero la Fiscalía pudo establecer que 403 armas que fueron dejadas en custodia del Batallón habían desaparecido y entre ellas habían 109 fusiles y 188 revólveres.

Fue así como estos militares fueron capturados en la capital de Risaralda, por miembros del CTI de la Fiscalía de Buga, en coordinación con servidores de la unidad investigativa contra bandas criminales de la Sijín de la Policía nacional.

COLPRENSA, PEREIRA

Comentarios