Cese al fuego bilateral, prioridad en la retoma de los diálogos con el Eln

VANGUARDIA LIBERAL - EL NUEVO DÍA
Bell afirmó que es importante acordar durante este ciclo, una metodología que impulse la participación de la sociedad en la construcción de la paz porque es un factor importante.

Quedó ayer instalada formalmente la mesa de diálogos de paz entre el Gobierno Nacional y el Ejército de Liberación Nacional, Eln, en La Habana (Cuba).

La mayor prioridad en la agenda de las partes es pactar un cese al fuego bilateral, de cara a las elecciones presidenciales del 27 de mayo.

Así lo manifestaron ambas partes en el evento de retoma del quinto ciclo de negociación, luego de que los diálogos se vieran interrumpidos por la decisión del Ecuador de retirarse como país garante del proceso.

El jefe del equipo negociador del Gobierno, Gustavo Bell, manifestó que ambas delegaciones de paz son conscientes de que deben tomar pasos decisivos en esta materia por la cercanía de las elecciones.

“Llegó la hora de ir concretando (…) en esta ocasión acordar un cese al fuego estable, más robusto, que permita no solamente llegar a las lecciones que se van a realizar próximamente en Colombia, en absoluta paz, sino que eso implique que en Colombia vivamos en una sociedad donde no haya más secuestro, más extorsiones, más reclutamiento de niños ni más ataques a la infraestructura”, dijo Bell.

“Este es un proceso que ya ha empezado a tener un dinamismo, un ritmo, que pronostica que con razonable optimismo podemos tener resultados concretos y favorables en el mediano plazo, que nos impulsen hacia adelante. Es decir, que podamos llegar a un momento determinado en que sea la misma sociedad colombiana la que pida que se le dé continuidad a estos diálogos, independiente del Gobierno que sea elegido en las próximas elecciones”, señaló el jefe del equipo negociador del Gobierno.

 

Eln tiene voluntad

Por su parte, Pablo Beltrán, jefe del equipo negociador del Eln, manifestó que tienen la voluntad de luchar contra las adversidades para darle continuidad al cese al fuego y al proceso de paz.

“Acabamos de salir de una experiencia más o menos exitosa de 101 días de cese bilateral. Esperamos sacar las enseñanzas de vidas de esa experiencia y proyectar un segundo momento de cese al fuego bilateral, temporal y nacional. A su vez, la agenda que hemos pactado de conversaciones busca que sea la misma sociedad colombiana, la que diga cuáles son los cambios que necesita el país y que haya compromiso de las fuerzas políticas por sacar adelante esos cambios”, señaló Beltrán.

 

¿Sabía qué

el Eln reconoció que pese a las adversidades ellos son conscientes de que el único camino que les queda para solucionar el conflicto es la vía política?

COLPRENSA, BOGOTÁ

Comentarios