¿Marchas sin la presencia del Esmad?

Los nuevos mandatarios en el país aspiran a poner en práctica el protocolo que señala que el Esmad debe ser la última opción para controlar los desmanes durante movilizaciones.

Sin la intervención del Escuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad, se cumplió el pasado martes en Bucaramanga la primera jornada de protesta en el marco del paro nacional. La marcha salió de la Universidad Industrial de Santander, UIS, y realizó un plantón en la Puerta del Sol, luego de recorrer la carrera 27. A pesar de algunos actos vandálicos, no fue necesaria la presencia del Esmad.

Al respecto, José David Cavanzo, secretario del Interior de Bucaramanga, asegura que tal y como está establecido por la ley el uso del Esmad, y como lo propuso la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, también será el último recurso cuando se realicen movilizaciones y protestas en la ciudad.

Agregó que “desde la Administración Municipal haremos una labor de mediación junto con la Personería de Bucaramanga, la Defensoría del Pueblo y la Procuraduría General de la Nación para evitar cualquier enfrentamiento y siempre llegar a la mediación”.

El funcionario agregó que la propuesta de que intervengan inicialmente los gestores de convivencia cuando se registren posibles alteraciones en las marchas, es una labor muy importante. “Bucaramanga aún no tiene gestores de convivencia, pero se está contemplando la opción de crearlos en el marco del Plan de Desarrollo del actual gobierno”.

 

La propuesta de gestoras de paz

Hace una semana, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, anunció la importancia de que exista una acción de sanción social contra quienes usen la violencia en las manifestaciones. Para tal propósito propuso la presencia de “madres gestoras de paz” en las marchas. “Se trata de madres de los jóvenes que marchan y madres de los jóvenes del Esmad, que lo único que quieren es que ver regresar a sus hijos sanos a casa”, dijo la mandataria.

También, como segunda instancia ante posibles alteraciones al orden público, se plantea la intervención de los gestores de convivencia de la Secretaría de Gobierno de Bogotá. Si no funciona este mecanismo intervendrá la Policía con los miembros de la fuerza disponible, los cuales estarán equipados únicamente con un escudo y un bastón. En última instancia intervendrían los miembros del Esmad.

 

Cambios en el discurso

Henry Cancelado, docente de la Universidad Javeriana, considera que en la propuesta de la Alcaldesa de Bogotá, además novedosa, se plantea varios retos. “Cuál será el incentivo para que las madres salgan a las marchas. Ellas, si se vinculan, están muy conscientes de que sus hijos manifestantes están metidos en esas protestas...”.

Además de esta situación, el experto plantea que al interior de las protestas existen muchos actores infiltrados con intereses definidos “y con poner a las mamás de los estudiantes al frente, no se van a solucionar o resolver esos intereses, algunos oscuros”.

Sin embargo, con lo que ocurrió durante la primera marcha en Bogotá, cada parte va a reclamar su victoria. Por un lado los defensores del uso de la fuerza para dispersar a las manifestaciones dicen que se presentaron los desmanes porque no se utilizó la fuerza pública. Por el otro, la Alcaldesa de Bogotá explicó que “los protocolos funcionaron porque hubo muchísimas menos intervenciones (del Esmad) de las que había antes”.

Para el docente Henry Cancelado, además aparece una nueva dinámica en las protestas nacionales. “Se trata del discurso de los alcaldes exigiéndole al Gobierno Nacional que solucione lo de las movilizaciones para tratar de proteger las ciudades”. De igual manera argumenta el académico que es necesario revisar la capacitación y entrenamiento del Esmad.

 

 

El Esmad y su protocolo

 

En 1999 se publicó la directiva 0205, en la que se justificaba la creación de una compañía móvil antidisturbios, debido a que las unidades policiales existentes en ese momento se habían “visto afectadas y superadas en su capacidad humana y de medios por perturbaciones del orden público promovidas por estudiantes, trabajadores, habitantes de comunas, marcha de campesinos, raspachines desplazados, entre otros”.

Según la Resolución 03002 del 29 de junio de 2017, mediante la cual se “expide el manual para el servicio en manifestaciones y control de disturbios para la Policía Nacional”, la intervención del grupo especializado antidisturbios deberá considerarse como la última opción para el restablecimiento de las condiciones de convivencia y seguridad ciudadana.

 

El Esmad y su protocolo

 En 1999 se publicó la directiva 0205, en la que se justificaba la creación de una compañía móvil antidisturbios, debido a que las unidades policiales existentes en ese momento se habían “visto afectadas y superadas en su capacidad humana y de medios por perturbaciones del orden público promovidas por estudiantes, trabajadores, habitantes de comunas, marcha de campesinos, raspachines desplazados, entre otros”.

Según la Resolución 03002 del 29 de junio de 2017, mediante la cual se “expide el manual para el servicio en manifestaciones y control de disturbios para la Policía Nacional”, la intervención del grupo especializado antidisturbios deberá considerarse como la última opción para el restablecimiento de las condiciones de convivencia y seguridad ciudadana.

 

Cifra

8 personas lesionadas, tres judicializadas, 86 más trasladadas y 15 estaciones de Transmilenio vandalizadas, el balance en Bogotá.

 

Dato

La Alcaldesa dijo que en tres aglomeraciones en los sectores Portal de Suba, Banderas y Avenida Caracas con calle 72 fue necesaria la intervención del Esmad.

 

Dato

En Bogotá miembros de ese cuerpo policial antimotines se enfrentaron con encapuchados, quienes les lanzaron piedras.

 

Dato

La Policía también tuvo que intervenir en Medellín, donde agitadores atacaron con piedras y pintura bancos y otros establecimientos comerciales.

NELLY VECINO PICO

Comentarios