Muerte de cuatro jóvenes en Nariño, fue una masacre

Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍA
La muerte de cuatro jóvenes, cuyos cuerpos fueron hallados al lado de un campero en el fondo de un precipicio, fue una masacre y no resultado de un accidente de tránsito, como se pensó en un primer momento.
PUBLICIDAD

Los cuatro jóvenes fueron encontrados en zona rural del municipio de Policarpa, al nororiente de Nariño, asesinados de varios disparos.

Testigos afirmaron que el conductor del automotor fue amordazado y atado de pies y manos, y luego recibió dos disparos. Julián, otra de las víctimas, recibió 6 disparos, y Daniel Felipe, Fabio Alejandro y Julieth tenían rastros de disparos de gracia.

Los atacantes, luego de asesinar a los jóvenes, los subieron al campero y lo hicieron rodar por un barranco de más de 100 metros del profundidad.



Familiares llegaron en su búsqueda

Una de las víctimas en el trayecto realizado el viernes 29 de enero en horas de la mañana, se había estado comunicando con sus familiares en El Bordo, sur del Cauca, de donde partieron en un carro tipo campero. Sin embargo, hacia el medio día se perdió la comunicación.

En el trascurso del día una persona que esperaba a los jóvenes en el corregimiento de El Ejido, a dos horas de Policarpa, se comunicó con los allegaos informándoles que no habían llegado. Desde ese momento partieron a la zona un gran número de persona y empezó la búsqueda.

El día sábado los familiares no encontraron a los jóvenes. Luego de indagar en la zona les informaron que ellos fueron asesinados y lanzados a un precipicio en el carro que se trasladaban. En la mañana del domingo, llegaron hasta un lugar conocido como El Naranjo, en la vereda El Edén a una hora de El Ejido. La información señalaba que en la profundidad de un peñasco se encontraban el automotor y cuatro personas sin vida.

Los familiares de las víctimas y algunos lugareños fueron los que descendieron al lugar donde estaban los cuerpo y el automotor. El rescate se prolongó hasta las 2:00 de la tarde del domingo. Hombres del Ejército y la Policía, acompañaron a los allegados, y transportaron los cadáveres hasta al casco urbano de Policarpa, luego los llevaron a la ciudad de Popayán donde personal de criminalística el Cuerpo Técnico de Investigación CTI de la Fiscalía, realizan la inspección de los cadáveres y su reconocimiento.

Técnicos forenses del Instituto de Medicina Legal, practicarán la necropsia para determinar la plena identidad. Moradores del lugar expresaron que desconocen los motivos de la llegada de las víctimas a la región. Las autoridades iniciaron las investigaciones para determinar quiénes son los autores de esta masacre.

Esta mañana en la Gobernación de Nariño se realizaba una reunión donde se planea realizar un consejo de seguridad en la zona, en la cual sería invitado el nuevo Ministro de Defensa, para analizar la difícil situación de orden público que reina en la región.

COLPRENSA

Comentarios