Colombia pide un perdón parcial a la periodista Jineth Bedoya en la CorteIDH

Crédito: Colprensa / El Nuevo Día
La periodista Jineth Bedoya, víctima de secuestro, tortura violencia sexual en el ejercicio de su profesión en el año 2000, solicitó ayer a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) una sentencia que la repare a ella y a miles de víctimas, mientras que el Estado de Colombia hizo un reconocimiento parcial de responsabilidad y pidió perdón.
PUBLICIDAD

“Creo en el poder transformador de la justicia. Espero que me ayuden a alcanzar la justicia y a transformar la vida de otras mujeres periodistas víctimas por el solo hecho de hacer su trabajo, y de las víctimas de violencia sexual en el conflicto armado”, declaró Bedoya en los alegatos finales de la audiencia que la CorteIDH llevó a cabo por este caso.

 

Solicitud de reparación

 

La periodista pidió a los jueces una sentencia que contribuya a terminar con la “impunidad” en que se encuentra su caso, que se lleve a cabo una “investigación diligentemente de todas las violaciones” a sus derechos, e “investigar y sancionar a todos los autores intelectuales, incluidos agentes del estado”.

Bedoya, quien sufrió los hechos de violencia cuando se aprestaba a realizar una entrevista a un jefe paramilitar en la cárcel La Modelo, en Bogotá, afirmó que sigue recibiendo amenazas, por lo que solicitó medidas de protección para ella y su madre.

Como medida de reparación, la periodista solicitó a la CorteIDH que ordene el cierre de la cárcel La Modelo, a la que calificó como un símbolo de la impunidad y las violaciones a los derechos humanos, y que sea transformada en un centro de memoria histórica para miles de víctimas del conflicto armado interno.

 

Reconocimiento parcial del Estado

 

En los alegatos finales, el director de la Defensa Jurídica del Estado, Camilo Gómez, quien encabeza la delegación estatal, expresó un reconocimiento parcial de la responsabilidad del Estado en los hechos y pidió perdón a la periodista, al reconocer que la violencia sexual ha sido uno de “los crímenes más atroces en el conflicto armado”.

“A nombre del Estado reconozco la responsabilidad internacional por las fallas del sistema judicial que no realizó una investigación penal digna para la víctima al recaudar 12 veces sus declaraciones y le pide perdón por estos hechos y el daño que le causaron”, afirmó Gómez.

 

Dato

 

La representación de Bedoya asegura que la periodista envió una carta a las autoridades aceptando la protección, pero los agentes estatales dicen que nunca recibió esa nota.

 

EFE / SAN JOSÉ / El Nuevo Día.

Comentarios