Padre asesinó a su propia hija de 9 años y luego escondió su cadáver en un bosque

Crédito: Meganoticias / PixabayImagen de referencia.
Después de varios meses, por fin se le dio condena a un hombre que atentó contra la vida de su pequeña hija.
PUBLICIDAD

El caso se presentó en el pueblo de Peniche (Portugal), cuando el 10 de mayo del 2020 se halló el cuerpo de la pequeña Valentina Fonseca, de 9 años de edad, en un bosque de la zona con evidentes señales de violencia en su cuerpo.

Al fin, el pasado miércoles, el Tribunal de Leiria declaró culpables por este crimen al padre y madrastra de la niña, quienes deberán pagar una condena tras las rejas de 25 y 18 años con 9 meses respectivamente, por los delitos de “homicidio cualificado, profanación del cadáver, abuso y simulación de señales de peligro".

Valentina había acudido a visitar a su padre, quien después de asesinarla y esconderla en el bosque, la reportó como desaparecida. Su mentira no duró mucho tiempo y días después confesó y llevó a las autoridades hasta el punto donde la había abandonado.

Las alarmas por posible violencia intrafamiliar ya se habían encendido dos años antes, cuando la pequeña huyó de la casa de su padre.

Redacción web.

Comentarios