Se han registrado un promedio de seis agresiones diarias contra periodistas desde el inicio del paro nacional

Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍA
197 agresiones a reporteros gráficos se han reportado desde el pasado 28 de abril en el marco de las protestas por el Paro Nacional, según reportó la Defensoría del Pueblo.
PUBLICIDAD

"Se observa con preocupación, dentro de las 197 agresiones, arbitrariedades como: 12 casos de robo de equipos o eliminación de material, 38 amenazas, siete negaciones en el acceso a la información, ocho detenciones ilegales, cuatro casos de espionaje o invasión, 16 casos de obstrucción al ejercicio, tres ciberataques a páginas web, 12 acciones arbitrarias en redes sociales y 71 agresiones", manifestó el defensor del Pueblo, Carlos Camargo.

Los ataques, que equivalen a seis cada día, han dejado 226 víctimas.

La entidad anunció que se realizarán los traslados de las investigaciones y denuncias a las que haya lugar para que los responsables rindan cuentas por las agresiones perpetradas, así como seguirá de cerca los procesos y avances en cada una de estas investigaciones.

Estas cifras hacen parte de las denuncias por abuso policial que han recogido la Defensoría a lo largo de las manifestaciones. El defensor del Pueblo reportó que la entidad ha trasladado a la Procuraduría, la Policía y a la Fiscalía 236 denuncias sobre abusos policiales por vulneración de derechos humanos en el marco de las protestas.

También ha dicho que se han registrado 1.040 civiles lesionados o heridos y 1.049 policías, además de que se han verificado 106 casos de violencia basada en género en contra mujeres y personas OSIGD/LGBT por parte del Esmad. Estos hechos se presentaron en 19 departamentos del país, con mayores reportes en Valle del Cauca, Antioquia, Nariño, Boyacá y Cauca.

También reportó que ha trasladado a la Fiscalía 43 reportes de supuestos homicidios en medio de las movilizaciones, de los cuales el ente acusador ha establecido que 17 corresponden a hechos sucedidos en medio de las protestas, 16 civiles y un policía.

Colprensa

Comentarios