Detalles del trágico accidente que acabó con la vida de Julián Esteba, el niño que soñaba ser como Egan Bernal

Crédito: Suministrada / Twitter: @farozciclismo1 / El Nuevo Día
El ciclismo colombiano está de luto tras la muerte de Julián Esteban Gómez, de 13 años, quien se hizo famoso el día del homenaje en Zipaquirá a Egan Bernal cuando este ganó el Tour de Francia en 2019. Julián murió luego de ser atropellado por una tractomula.
PUBLICIDAD

Fabio Rodríguez, exciclista colombiano y entrenador del menor contó el trágico suceso que ocurrió en la mañana de este domingo.

“El me marcó muchísimo la vida porque él era muy extrovertido, pero era muy sentimental y verlo llorar ese día de Egan fue muy especial. Él era de los que le expresaba, a uno el amor que le tenía y ayer entrenamos y nos despedimos en Zipaquirá, pero yo nunca me imaginé que no lo iba a volver a ver”, dijo.

Rodríguez, quien también acompañó los primeros pedalazos de Egan Bernal entre los 8 y 14 años, cuenta que Julián se levantó, este domingo, muy temprano y contento porque iba a entrenar, y luego se reunió con su abuelo y un tío con quienes se montó en su `caballito de acero´ para seguir construyendo su sueño de ser ciclista profesional.

“Ellos iban en la vía que conduce de Zipaquirá a Cajicá, cuando una mula lo atropelló. Parece que peleó antesitos con ellos, les estaba haciendo reclamos por no ir por la cicloruta pero uno cuando entrena no va por la cicloruta y creo que se puso bravo el conductor”, añadió destrozado Rodríguez.

El entrenador añade que la persona más afectada en todo esto es el abuelo del menor, pues “está totalmente roto, sentimentalmente destrozado, no quiere ni siquiera vivir, porque los ojos de él eran ese chico y pues no quería entrar ni en razón de nada, no quería moverse de ahí”. Esto porque Julián pasaba mucho tiempo con él, pues vivía principalmente con sus abuelos y a veces con su mamá.

Rodríguez dijo que el principal sueño de Julián era ser ciclista profesional, él lo tenía súper claro, ya hablaba de correr en Europa, y estaba en ese proceso. Además estaba muy contento porque antier hizo una crono escalada e hizo un buen tiempo para él.

La muerte de Julián se convierte en un nuevo llamado angustioso para que se proteja a los ciclistas en carretera.

“No entiendo como los ciclistas no tienen derecho a ir por una vía, más que es el deporte que más logros le ha dado a Colombia, y deberíamos tener mucha seguridad o al menos ser respetados, pero yo monto bici y yo muchas veces me veo al límite: el de la moto no pone el aviso y voltea, o el de carro igual, o el de la buseta no nos respeta, uno como ciclista no sabe si vuelve a la casa y cada día es peor”, afirmó el entrenador.

Redacción Web - Con información de Colprensa

Comentarios