Niño lleva cinco meses en coma, al parecer, por un mal procedimiento odontológico

Crédito: Vanguardia / Pixabay / El Nuevo Día.
Según lo indicó para entonces la progenitora del menor, el 8 de marzo acudieron para la extracción de una pieza dental y para la aplicación de unas calzas a otros dientes.
PUBLICIDAD

Hasta un consultorio odontológico en el barrio Cabecera de Bucaramanga, llegaron este viernes varios familiares y amigos de un niño de 3 años quien desde el pasado 8 de marzo se encuentra en UCI luego de acudir a una consulta debido a un dolor de muela.

“Eso fue el 8 de marzo de 2021, el niño ya casi cumple 5 meses de estar en UCI, en coma, y nadie responde, ni siquiera un hola, cómo está el niño”, manifestó un familiar.

Según lo indicó para entonces la progenitora del menor, el 8 de marzo acudieron para la extracción de una pieza dental y para la aplicación de unas calzas a otros dientes.

Una vez en el consultorio, le aplicaron anestesia, esa fue la última vez que la mujer vio a su hijo en buen estado de salud.

1

Al ver que pasaban los minutos, la mujer comenzó a preguntar y solo le respondían que era normal que el niño tardara en despertar.

“El odontólogo me dice que el niño estaba bien, situación que yo reclamé, porque no es cierto eso, yo alcancé a ver por una ventana que ellos empezaron a darle reanimación, al tiempo que se estaba poniendo morado y la respuesta que emitieron es que lo estaban ayudando a despertar”, explicó.

Según el relato, el caso ocurrió hacia las 3:00 de la tarde, pero fue cinco horas después que en dicho consultorio dieron la orden de remitirlo a una clínica.

Respecto al caso, la IPS le manifestó a un medio local que se atendió con todos los parámetros de urgencia y al momento en que el niño presentó la bradicardia, los profesionales en este campo fueron efectivos ante la situación.

“Se le remitió desde el 26 de febrero para llevarse a cabo a un ortopedriatria, por difícil manejo, debía hacerse bajo sedación, por parte de un anestesiólogo, intensivista, muy reconocido, quien toma todas las medidas, se hace valoración de preanestesia, donde a los padres se les puso el conocimiento. El menor fue atendido correctamente, se atendió bajo todos los parámetros de urgencia y atención inmediata. La IPS, el médico y la odontóloga tomaron las medidas, luego de que se estabiliza, posteriormente a presentar la bradicardia, posterior al procedimiento de odontología, fue remitido a un centro de salud para recibir una atención idónea”.

Lo cierto es que han pasado casi cinco meses desde entonces y los familiares siguen esperando justicia mientras el pequeño sigue luchando pro su vida en una Unidad de Cuidados Intensivos.

Vanguardia.

Comentarios