Consejo de seguridad de la ONU no definió acuerdos sobre Siria

VANGUARDIA LIBERAL - EL NUEVO DÍA
Ayer el Consejo de Seguridad de la ONU analizó, por quinta vez en la semana, la situación en Siria. Sin embargo, el nuevo encuentro acabó sin acuerdos y dejó claras las profundas divisiones entre Estados Unidos y Rusia.

Las reuniones, cuatro de ellas públicas y otra a puerta cerrada, tuvieron lugar para buscar una respuesta conjunta ante las denuncias del uso de armas químicas, el pasado 7 de abril, en la localidad siria de Duma.

No obstante, no hubo ningún acuerdo en estas citas sino que, al contrario, el Consejo de Seguridad, corazón de la diplomacia mundial para buscar la paz, fue escenario de múltiples muestras de provocaciones bélicas con la excusa del conflicto que ocurre en Siria.

El pasado lunes, la embajadora estadounidense, Nikki Haley, afirmó que su país respondería al supuesto ataque químico en Duma con o sin el apoyo del Consejo de Seguridad.

Al día siguiente, el Consejo rechazó tres resoluciones sobre el caso, y en esa reunión el embajador ruso ante Naciones Unidas, Vasili Nebenzia, advirtió del riesgo de una “guerra” entre su país y Estados Unidos si Washington lanzaba un ataque contra Siria.

Hubo aún otras dos reuniones, una el jueves, a puerta cerrada, y otra el viernes, ya abierta, en ambos casos sin señales claras de que el Consejo de Seguridad pudiera cerrar acuerdos para evitar una mayor tensión.

 

El regreso de la “Guerra Fría”

La acción armada que se llevó a cabo el pasado viernes, liderada por Estados Unidos, con el apoyo del Reino Unido y Francia, tuvo como objetivo el “corazón” del programa de armas químicas de Siria, según explicó el Pentágono.

Ayer, el Consejo fue convocado de urgencia a raíz de dicha acción bélica, en medio de la advertencia hecha el viernes por el secretario general de la ONU, António Guterres, de que “la Guerra Fría ha vuelto” por las profundas diferencias de las dos potencias mundiales.

Guterres lo reiteró este sábado, cuando hizo un llamado a todos los estados miembros de la ONU “para que muestren moderación en estas peligrosas circunstancias”.

“La situación en Siria representa hoy en día la amenaza más seria contra la paz y la seguridad internacionales”, aseguró el Secretario.

 

Una nueva amenaza

En la sesión de este sábado, Estados Unidos renovó sus amenazas y advirtió que si el régimen de Bachar al Asad vuelve a usar armas químicas, como viene denunciando Washington, tiene sus propias armas “preparadas y cargadas” para disparar de nuevo.

Así se lo dijo a la embajadora estadounidense, Nikki Haley, el presidente estadounidense, Donald Trump, cuando hablaron sobre el caso de Siria. La embajadora aseguró que “cuando el Presidente dibuja una línea roja, hace que se cumpla”.

 

‘Ya no hay terroristas en Duma’

El Ejército sirio también se pronunció luego del ataque liderado por Estados Unidos, apoyado por Reino Unido y Francia, y aseguró que el bastión opositor de Guta Oriental está libre de “terroristas”, después de que abandonaran la ciudad de Duma, la última que controlaban los combatientes insurrectos, en aplicación de un acuerdo con Rusia.

En un comunicado de la Comandancia General de las Fuerzas Armadas Sirias, citado por la agencia oficial de noticias SANA, se indica que “todos los terroristas han dejado la ciudad de Duma, su último bastión en Guta Oriental”.

“Tras unas intensas operaciones militares a lo largo de varias semanas, nuestras Fuerzas Armadas han completado la limpieza de organizaciones terroristas armadas en las ciudades y pueblos de Guta Oriental”.

Unidades del Ejército sirio inspeccionan las calles de la ciudad para “limpiarla de minas y explosivos plantados por los terroristas” con el fin de “asegurar las áreas liberadas” y garantizar que los “civiles regresen a sus hogares”, indica el comunicado.

 

Rusia responde

Luego de los ataques, Rusia acusó a Estados Unidos y sus aliados de “pisotear” la Carta de Naciones Unidas y el derecho internacional por la acción armada del viernes, anunciada con argumentos legales.

“Es vergonzoso que para ejecutar una agresión se invoque un artículo de la Constitución de Estados Unidos”, afirmó en la reunión de ayer el embajador ruso ante Naciones Unidas, Vasili Nebenzia.

Nebenzia se refería a palabras del secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, que al dar detalles del ataque poco después de lanzarlo invocó el Artículo 2 de la Constitución de su país, que permite “el uso de fuerzas militares fuera del país para defender importantes intereses nacionales estadounidenses”.

“Estados Unidos tiene un interés nacional importante para evitar el empeoramiento de la catástrofe en Siria, y específicamente para detener el uso y proliferación de armas químicas”, afirmó el jefe del Pentágono.

 

Cifra

43 personas habrían muerto luego del posible ataque químico del pasado 7 de abril del que se responsabilizó al régimen sirio, según datos de dos ONG apoyadas por Estados Unidos.

 

Dato

Horas después de la armada, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, advirtió que su Gobierno está “preparado” para volver a atacar Siria si es necesario. 

RESUMEN AGENCIAS

Comentarios