La carrera primaria

title
Un total de 20 precandidatos compiten por la nominación del Partido Demócrata para enfrentar la candidatura de Donald Trump a la reelección

La oferta de candidatos del Partido Demócrata de cara a las presidenciales del próximo año es variopinta: hombres y mujeres que se distinguen por su diversidad de género, raza, rango de edades, y sus visiones políticas. Pero este grupo de 20 figuras demócratas, entre ellas cinco mujeres, cinco personas de color, un latino y un homosexual, comparten un objetivo común, el de arrebatarle la Casa Blanca al actual presidente republicano, Donald Trump, en las elecciones que se celebrarán el 3 de noviembre de 2020. Se destacan congresistas con mayor trayectoria política, con la habilidad de movilizar electorado, conseguir grandes cantidades de dinero para sus campañas, y que se vienen perfilando como favoritos en esta carrera. Entre ellos: Joe Biden, Bernie Sanders y Elizabeth Warren.

Aunque Biden se posiciona como el favorito en la contienda presidencial demócrata hasta ahora, pues goza de un amplio reconocimiento de su nombre debido a sus ocho años como vicepresidente de Barack Obama y a su prolífica carrera en el Senado, podría sufrir cuando los electores comiencen a fijarse en otros candidatos menos moderados y más progresistas, caso Warren y Sanders, o figuras jóvenes como “Beto” O’Rourke y Pete Buttigieg.

Joseph Robinette “Joe” Biden

76 años

Senador por Delaware

Vicepresidente de Barack Obama

El curtido político representa el establishment demócrata, y es el más opcionado en la actual contienda. Aspiró sin éxito a la nominación presidencial en 1988 y 2008. Se le considera como un demócrata que podría trabajar con los republicanos y su mayor desafío es conectar con un partido cada vez más progresista, y que busca renovación en sus filas. Ha sido cuestionado por polémicas recientes por sus gestos inapropiados con mujeres en actos públicos.

Amy Klobuchar

58 años

Senadora por Minnesota

Se caracteriza por su carácter directo y pragmático, dispuesta a trabajar con los republicanos. Ganó popularidad cuando interrogó a Brett Kavanaugh durante la confirmación del juez de la Corte Suprema. Fue la exfiscal en el condado más grande de Minnesota, Hennepi, y se distancia del ala progresista, particularmente en temas como el seguro médico gratuito y la educación universitaria gratuita. Tiene reputación de ser una defensora de los derechos de las clases trabajadoras y clases medias. Respalda una reforma migratoria, como hija de un inmigrante suizo.

Pete Buttigieg

37 años

Exalcalde de South Bend, Indiana

El “Alcalde Pete’”, como lo llaman jocosamente, es el primer funcionario electo por voto popular abiertamente homosexual de Indiana, casado con un profesor y veterano de guerra, pues sirvió en Afganistán en 2014. Es un carismático político progresista, hijo de inmigrantes que se formó en Harvard y habla siete idiomas, entre ellos español. Tiene un gran manejo de políticas públicas e insiste en que el país requiere un relevo generacional.

Robert “Beto” O’Rourke

46 años

Congresista

estatal de Texas

Calificado como “la joven esperanza” del Partido Demócrata. Es carismático por su apasionada forma de hablar, sumado a su apariencia, por lo cual se le ha llegado a comparar con Barack Obama y Bobby Kennedy. Fue miembro de una banda de música punk, habla español con fluidez, lo que lo identifica con su “apodo Beto”. Tiene un discurso centrista en lo económico y proinmigración, ya que se opone a la construcción del muro en la frontera con México. Es muy activo en las redes sociales.

Bernie Sanders

78 años

Senador por Vermont

Se autoproclama independiente, socialista y progresista. Es la segunda vez que se lanza a la nominación demócrata, ya lo hizo en 2016 cuando movilizó a un electorado joven. Hace campaña para frenar la desigualdad económica y salarial en Estados Unidos y defiende la expansión de beneficios sociales. Probablemente tendrá que arañar muchos simpatizantes progresistas de la senadora Susan Warren.

Cory Booker

50 años

Exalcalde de Newark y

senador por Nueva Jersey

Este político afroamericano es catalogado como un liberal social, muy cercano a la comunidad, que aboga por los derechos femeninos, el matrimonio entre personas del mismo sexo y la postulación de las mujeres en la política. Igualmente es un activista del cambio climático, así como de la regulación del consumo de marihuana. Es muy crítico de la política migratoria de Donald Trump.

Tulsi Gabbard

37 años

Representante por Hawái

Es la primera persona de descendencia hindú y de raíces samoanas en ocupar una silla en el Congreso de EE.UU. Practica el surf en su natal Hawái, es reservista del Ejército, apoya las políticas en favor del medio ambiente, la defensa de la salud pública para todos, y una reforma del sistema penitenciario. Es veterana de guerra en Iraq y tuvo un controvertido encuentro con Bashar al Asad en Siria en 2017 durante una misión investigadora.

Julián Castro

45 años

Exalcalde de San Antonio

y exsecretario de Vivienda

De ascendencia mexicana, es el primer latino en la disputa demócrata y una de las jóvenes figuras políticas dentro de este partido. Tiene una visión de crecimiento económico paralela a la elevación de la calidad de vida de sus ciudadanos, se destaca por su servicio comunitario y por rechazar las políticas migratorias de Donald Trump. Es un moderado en un partido que se desplaza hacia la izquierda.

Kamala Harris

54 años

Senadora de California

Su carrera ha sido ascendente: fue la primera mujer fiscal general de California y la primera fiscal general negra y de origen asiático. Fue también la segunda mujer negra en ocupar un escaño en el Senado de EE.UU. Hace parte del ala moderada del partido aunque comparte ideas progresistas, como expandir la cobertura sanitaria. Además, es una defensora del derecho al aborto.

Elizabeth Warren

70 años

Senadora de Massachusetts

Favorita de la izquierda progresista, ha insistido en la necesidad de un “gran cambio estructural”, planteando una serie de medidas para remodelar la economía, es una crítica abierta de la desigualdad salarial, además no ha tenido reparos en atacar a las grandes empresas. Ha dicho que “es el momento de que las mujeres vayan a Washington y arreglen nuestro gobierno roto”.

ÁNGELA CASTRO ARIZA

Comentarios