La batalla decisiva de los demócratas

La jornada del “Supermartes” permitiría saber cuántos de los cuatro aspirantes que quedan en liza sobrevivirán, mientras uno solo podría despegar para consolidarse como el favorito para obtener la nominación presidencial.
Crédito: TOMADA DE INTERNET - EL NUEVO DÍA
Para conseguir ser el nominado demócrata que se enfrente al presidente Donald Trump en las elecciones de noviembre próximo, los candidatos tienen que llegar a una cifra: 1.991 delegados.
PUBLICIDAD

Catorce estados participaron ayer en una megavotación de primarias, conocida como “Supermartes”, animada por al reacomodo de las fuerzas en el Partido Demócrata en el que se presenta como favorito el senador Bernie Sanders, mientras el exvicepresidente Joe Biden sigue sumando apoyos.

La jornada era crucial y no es para menos: 1.357 delegados estarán en disputa y podrán definir el futuro candidato que deberá sumar en total 1.991 delegados para alzarse con la nominación.

De ahí que la atención está concentrada en estados como California, que con sus casi cuarenta millones de habitantes reparte 415 delegados en el proceso demócrata, y Texas, que otorga 228.

También se votó, bien sea primarias o caucus, en Colorado, Carolina del Norte, Virginia, Alabama, Arkansas, Maine, Massachusetts, Minesota, Oklahoma, Tennessee, Utah, Vermont y en el territorio de la Samoa estadounidense.

 

Sanders, favorito

Sanders aparecía ayer con las apuestas a su favor en al menos ocho de esos estados, incluidos los grandes premios de California y Texas, además de en otros importantes del oeste como Colorado y Utah.

Después de cuatro elecciones en Iowa, Nuevo Hampshire, Nevada y Carolina del Sur, el veterano senador cuenta con 60 delegados.

Pero esta votación pondrá igualmente a prueba la fortaleza de las alianzas que se tejieron en las horas previas a la apertura de los puntos de votación.

La senadora Amy Klobuchar y el joven exalcalde de South Bend (Indiana) Pete Buttigieg abandonaron en vísperas del “Supermartes” sus aspiraciones, contra todo cálculo, para sumarse a la de Biden, quien visitó Texas ayer robustecido por su victoria en Carolina del Sur.

 

Biden, revitalizado

Biden recibió igualmente en la víspera el apoyo del excandidato y excongresista texano Beto O’Rourke y de otras tantas figuras demócratas, como el senador por Nevada Harry Reid o el exastronauta y candidato al Senado por Arizona Mark Kelly.

Estos apoyos y la abierta simpatía de la comunidad afroamericana hacia el ex vicepresidente del primer presidente negro de EE.UU., Barack Obama, pueden ser decisivas este “supermartes”, en el que está parece dispuesto el terreno para enfrentar a moderados contra el ala más izquierdista del Partido Demócrata.

California cuenta con una importante población latina y estados del sur, como Texas o Alabama, donde más del 60% de los electores demócratas son afroamericanos.

Los primeros resultados se conocerán después de las 7:30 de la noche ayer en estados como Virginia, Alabama y Vermont, pero estados cruciales (por el número de delegados que otorga) como California y Texas alrededor de la medianoche (hora colombiana). Al cierre de esta edición no se conocía resultado alguno en los 14 estados en contienda.

 

La incógnita de Bloomberg

La gran incógnita del “Supermartes” era qué conseguirá el multimillonario y exalcalde de Nueva York Mike Bloomberg, que se sumó tarde a la contienda demócrata, se estrena hoy en unas primarias tras haber decidido no competir en los cuatro primeros estados en votar.

El exalcalde de Nueva York lleva a cabo una ingente campaña publicitaria con anuncios de televisión, radio y medios por Internet, y se ha ofrecido a gastar hasta 1.000 millones de dólares de su fortuna para derrotar al presidente republicano Donald Trump en las elecciones del próximo 3 de noviembre, incluso si finalmente no es elegido como el candidato demócrata.

 

La duda sobre quién podría ganar a Trump

“Estuve pensando en apoyar a Elizabeth Warren, pero cambié mi voto porque creo que Joe Biden tiene más opciones de ganar a Trump”, dice Melisa Dulska tras votar este “Supermartes” en un instituto de McLean, una de las ciudades más acaudaladas del norte de Virginia.

Dulska, una abogada de 42 años, afirma que acudió a las urnas porque considera que estos comicios son “muy importantes” para decidir el futuro del país.

La capacidad de vencer al actual presidente republicano ha sido el criterio principal de Harrison Smith, un abogado de 62 años, para escoger a su candidato Joe Biden.

 

Cifra

280 mil latinos decidirían la candidatura demócrata en el estado de Colorado.

SAN ANTONIO

Comentarios