Unicef: 4.000 menores cruzaron frontera entre Panamá y Colombia

Kyungsun Kim es la vocera de Unicef en el istmo.
Crédito: TOMADA DE INTERNET - EL NUEVO DÍA
El número de menores que cruzaron en 2019 la frontera natural entre Panamá y Colombia, una selva que separa los dos países y es utilizada por el crimen organizado para narcotráfico y migración irregular, aumentó hasta cerca de 4.000, siete veces más respecto a los 522 del año anterior, según cifras del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef por sus siglas en inglés).
PUBLICIDAD

“El dramático incremento en el número de niños y niñas migrantes desplazándose a través de la selva del Darién destaca la urgente necesidad de acción para protegerles y garantizar su acceso a servicios esenciales como agua, salud e higiene”, dijo la representante de Unicef en Panamá, Kyungsun Kim, a través de un comunicado.

El tapón de Darién, como se conoce a la frontera entre ambos países, es el único punto donde se interrumpe la carretera panamericana y estuvo durante muchos años bajo el dominio de las extintas Farc siendo también el centro de operaciones del Frente 57, que mantuvo enfrentamientos contra el cuerpo fronterizo panameño.

Hoy en día, la selva darienita, de 580.000 hectáreas de extensión, es un paso de droga, pero sobre todo se utiliza para el tráfico de personas que quieren llegar hasta Estados Unidos o Canadá huyendo de sus países.

 

Cifra

24.000 personas de más de 50 nacionalidades cruzaron la selva el año pasado.

RESUMEN CIUDAD DE PANAMÁ

Comentarios