Temor por hambre en medio del combate al Covid-19 en América

Militares hondureños llevan raciones de alimentos a personas de escasos recursos en un barrio de la capital, Tegucigalpa.
Crédito: TOMADA DE INTERNET - EL NUEVO DÍA
Colombia se ubica en una escala intermedia de vulnerabilidad junto a México, Guatemala, Honduras, Nicaragua, El Salvador, Panamá, República Dominicana y la mayoría de las islas del Caribe.
PUBLICIDAD

América inicia su segundo mes de lucha contra el coronavirus con EE.UU como mayor foco de la pandemia en el mundo, superando este miércoles los 200.000 contagios, y con severas advertencias sobre la situación alimentaria en algunos países latinoamericanos.

“Países como Haití, Bolivia y Venezuela presentan altos índices de vulnerabilidad al ser economías de bajo ingreso, alta dependencia de la importación de alimentos y alta prevalencia de subnutrición”, aseguró el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), con sede en Costa Rica.

Una preocupación de la que también se hizo eco hoy el Frente Parlamentario contra el Hambre de América Latina y el Caribe, entidad respaldada por la FAO, que pidió “no desatender la lucha contra el hambre” y no subir los precios de los alimentos durante la pandemia del Covid-19. “En Latinoamérica y el Caribe no todo el mundo tiene los medios necesarios para alimentarse adecuadamente en un estado de cuarentena”, y especialmente los sectores más vulnerables como los niños, adultos mayores y personas de menores ingresos, agregó.

 

Florida se suma a confinamiento

Tras registrarse en Brasil el pasado 26 de febrero el primer caso de coronavirus en la región, América comenzó su segundo mes completo de lucha contra la pandemia, día en el que EE.UU., el país más afectado por el Covid-19, llegó a por lo menos 213.372 contagios (4.476 muertes), casi el doble que en Italia (110.574 casos), con Nueva York, centro de la pandemia mundial, previendo que el pico de casos en ese estado recién llegará a finales de abril.

El gobernador Andrew Cuomo calcula que la pandemia causará 16.000 muertos en su estado, donde ya hay 83.712 enfermos (17.215 más que ayer) y 1.941 fallecidos (391 más).

En Florida, por su parte, tras 87 muertos y cerca de 7.000 contagiados, el gobernador Ron DeSantis ordenó el confinamiento de sus ciudadanos, una medida que llevaba un tiempo rehusando y que tomó tras varias conversaciones con el presidente de EE.UU., Donald Trump, y con los asesores de la Casa Blanca, según explicó.

AGENCIAS

Comentarios