Francia confinada en medio de ola de ataques islamistas

Crédito: EFE / EL NUEVO DÍALas autoridades francesas extremaron las medidas de seguridad, tras el ataque terrorista de ayer que dejó tres muertos en una iglesia en la ciudad de Niza.
En medio de la crisis de la pandemia de Covid-19, que le llevó a anunciar la pasada noche un nuevo confinamiento de la población, el presidente Macron encara otro frente: el terrorismo, con una presión dentro y fuera del país.
PUBLICIDAD

Francia se convertirá en el segundo país europeo, después de Irlanda, en aplicar un nuevo confinamiento, previsto para un mes, en medio de la amenaza terrorista.

“Vivimos una situación fuera de lo común. La solución está en manos de la ciudadanía”, dijo ayer en rueda de prensa el primer ministro, Jean Castex, que insistió en que las medidas de protección son las más efectivas: limitar los contactos, respetar las distancias y llevar mascarillas, incluso dentro de las casas.

Una postura que coincide con los especialistas y científicos que se han pronunciado en las últimas horas, como la directora del Instituto de Epidemiología de Salud Pública francés, Dominique Costagliola, que señaló ayer que el país “ha fracasado en su desconfinamiento”.

En las últimas 24 horas, el país registró 47.637 nuevos contagios confirmados, una de las cifras más altas de la última semana, y 250 nuevos fallecimientos, con lo que el total de fallecidos desde el inicio de la epidemia sube a 36.020 y el de casos a 1,282 millones.

La tasa de positivos se encuentra ya en el 19,4% y en la última semana hubo 15.786 hospitalizaciones, 2.278 de ellas en las UCI.

Castex insistió en que la expansión del virus golpea “con la misma brutalidad toda Europa” y que “nadie” había previsto una ola “tan violenta y rápida”.

A diferencia de los casi dos meses de confinamiento entre mediados de marzo y principios de mayo pasado, el Gobierno francés ofrece más flexibilidad.

Las salidas del domicilio para acudir al médico o a un especialista se permiten, hay un mayor abanico de empresas que mantendrán la actividad como comercios de bricolaje, guarderías, hoteles y servicios médicos. Además, los comercios que quieran ofrecer servicio de recogida de pedidos o envíos a domicilios podrán hacerlo.

Las precisiones del Gobierno tras el anuncio del reconfinamiento que hizo el presidente, Emmanuel Macron, permitieron aclarar que el trabajo solo será una razón para salir de casa en los casos en los que sea imposible el teletrabajo.

 

 

Tercer atentado en un mes

 

Tres personas murieron en un atentado de carácter islamista que tuvo lugar ayer en una basílica católica de Niza, en el sureste de Francia, el tercero que sufre el país en algo más de un mes, lo que llevó al Gobierno a incrementar su dispositivo de seguridad.

El autor fue arrestado por la Policía mientras profería gritos de “Alá es grande”, y se encuentra hospitalizado tras las heridas sufridas durante su detención.

Las tres víctimas son dos mujeres y el sacristán de la iglesia, quienes fueron degollados.

La acción se produce dos semanas después de que el profesor de historia Samuel Paty fuera decapitado por un checheno a las afueras de París, por mostrar caricaturas de Mahoma.

 

 

Cifra: 15.000

millones de euros al mes costará el confinamiento al Estado francés.

 

EFE, PARÍS

Comentarios