Caos en Washington por asalto violento al Capitolio

Crédito: EFE / EL NUEVO DÍATrump ha insistido en que la victoria es fraudulenta, pese a que no ha aportado pruebas, ha instigado a sus simpatizantes a oponerse en las calles al resultado de las urnas, y ayer los instó a dirigirse al recinto para presionar a los legisladores reunidos en el Capitolio.
Este hecho no tiene precedentes en la historia moderna de Estados Unidos y habría que remontarse hasta la quema de Washington por parte de las tropas británicas en 1814, para encontrar un ataque similar.
PUBLICIDAD

Al grito de “Trump ganó”, cientos de seguidores del mandatario irrumpieron ayer en el Congreso de EE.UU. tras desbordar a la Policía y provocaron caóticas escenas en la capital estadounidense, por lo que el Gobierno de la ciudad ordenó el toque de queda.

El presidente saliente de EE.UU., Donald Trump, pidió a los manifestantes que se concentraron en Washington y que asaltaron el Capitolio de manera violenta “regresar a casa en paz”, pero insistió en que le “robaron unas elecciones” que ganó “por mayoría”.

En un video publicado en Twitter más de dos horas después del asalto a la sede del Legislativo, Trump declaró: “Se tienen que ir a casa ahora, tenemos que tener paz; tenemos que tener ley y orden (...) No queremos a nadie herido es un período muy difícil”.

“Esta fue una elección fraudulenta, pero no podemos hacerle el juego a esta gente. Necesitamos paz, así que vayan a casa. Los queremos, son muy especiales”, dijo el

presidente, después de que el mandatario electo, Joe Biden, cuya victoria debía quedar ratificada ayer en el Congreso, compareciera y pidiera a Trump llamar al cese de la violencia.

La concentración reunió a miles de personas, quienes comenzaron la jornada en el parque cercano a la Casa Blanca antes de dirigirse al Congreso, reunido para certificar la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales de noviembre,  un triunfo que no es aceptado por Trump.

En sus discurso, Trump arengó a sus seguidores a detener el “fraude electoral” y aseguró que el futuro de EE.UU. estaba en juego. Instó, asimismo, a marchar hacia el Congreso, donde los legisladores se encontraban reunidos para celebrar la ceremonia de validación formal del resultado de las elecciones de noviembre, en las que Biden se impuso a Trump.

Una hora después, miles de manifestantes cumplían la sugerencia del mandatario y se desplazaban hacia el Capitolio, a menos de dos kilómetros del lugar de la concentración. A partir de ahí, comenzó el caos.

Internacional.

Peleas y gases 

Las imágenes muestran cómo los seguidores del mandatario saliente se encaran con los agentes que conforman la barrera policial de seguridad y son repelidos con gases lacrimógenos.

Posteriormente, cristales rotos, puertas quebradas y peleas en el interior del Congreso entre seguidores de Trump y los policías que custodiaban el Legislativo.

La Policía ordenó entonces la evacuación de todos los legisladores al verse superada por los manifestantes.

Algunos de los manifestantes lograron acceder al pleno de la Cámara de Representantes e incluso uno se sentó en uno de los sitios destinados para los discursos oficiales al grito de “Trump ganó”.

A la vez, se fueron conociendo informaciones de disparos dentro del Capitolio, a lo que siguió la orden de la alcaldesa Muriel Bowser de decretar el toque de queda en la ciudad.

Al mediodía, y ante la espiral del caos, Trump comenzó a llamar a la calma. “Pido a todo el mundo en el Capitolio que sea pacífico. Nada de violencia. Recuerde, somos el partido de la Ley y el Orden, respeten a nuestros grandes hombres y mujeres de uniforme”, escribió.

No obstante, culpó a su vicepresidente, Mike Pence, que presidía la sesión en el Congreso, del caos generado en Washington por no haberse arrogado poderes que no le otorga la Constitución para revocar la victoria electoral de Biden.

Por su parte, Pence aseguró que “la protesta pacífica es un derecho de todo estadounidense, pero este ataque a nuestro Capitolio no será tolerado y todos aquellos implicados serán procesados con todo el peso de la ley”.

Los inéditos acontecimientos de ayer se producen después de que el mandatario se haya resistido a la victoria de Biden en las elecciones, pese a que en noviembre quedó claro que había obtenido más votos que el presidente en los estados clave para confirmar la mayoría de los 538 votos electorales asignados los 50 estados de la Unión.

Los legisladores de ambos partidos se comprometieron hoy a regresar en cuanto la seguridad esté garantizada para certificar los votos del Colegio Electoral y cimentar así la victoria de Biden, que obtuvo la mayoría de los votos electorales en los comicios de noviembre.

 

Biden exigió a Trump defender la democracia

El presidente electo de EE.UU. Joe Biden, exigió ayer al saliente mandatario Donald Trump hablar en televisión nacional para “defender la Constitución” y poner “fin al asedio” al Congreso, tras el asalto de miles de sus seguidores.

“Solicito al presidente Trump salir en televisión nacional ahora y cumplir con su juramento, defender la Constitución y exigir el fin de este asedio”, dijo Biden en una breve declaración desde Wilmington (Delaware).  Por último, llamó a “esta pandilla a echarse atrás y permitir que el trabajo de la democracia siga adelante”.

 

Demócratas controlarán senado

El candidato demócrata Jon Ossoff se alzó con la victoria en la segunda vuelta de las elecciones de Georgia al Senado de EE.UU., con lo que el partido del presidente electo, Joe Biden, tendrá el control de la Cámara Alta.

Según las proyecciones de los medios, Ossoff derrotó a su rival republicana, Kelly Loeffler, después de que el pasado martes en la noche se confirmase la victoria de su correligionario, el pastor Raphael Warnock ante el republicano David Perdue.

 

DATO

Una persona resultó herida de bala en el asalto y una mujer fue trasladada en camilla con una hemorragia.

 

DATO

306 votos electorales obtuvo Joe Biden frente a los 232 de Donald Trump.

EFE, WASHINGTON

Comentarios