Polémica por control de exportación de vacunas

Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍA
El director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, reiteró ayer el llamado en el Foro de Davos a que los países ricos donen sus excedentes de vacunas, aunque el Ministro de salud alemán dijo que aún su nación no aceptaría esa medida.
PUBLICIDAD

El establecimiento por la Comisión Europea de un sistema de autorización de exportación para que lo utilicen los Estados miembros con respecto a las vacunas de Covid-19, “corre el riesgo de retrasarlo y podría poner en peligro el suministro de vacunas a las personas en Europa y en todo el mundo”.

Es la advertencia que lanzó ayer la Federación Europea de Industrias Farmacéuticas (Efpia) en un comunicado en el que asegura que esta medida “desproporcionada” no ayudará a solucionar las reducciones temporales en las cantidades de vacunas que se entregan a la Unión Europea (UE).

La medida empezará a aplicarse hoy, estará en vigor hasta el 31 de marzo y afectará solo a las vacunas de aquellos laboratorios con los que la Comisión firmó, en nombre de los Veintisiete, acuerdos de compra anticipada.

Se trata de Pfizer-BioNTec, Moderna y AstraZeneca, cuyas vacunas ya fueron autorizadas en la UE, además de Johnson & Johnson, Sanofi-GSK y CureVac, con las que Bruselas negoció 2.300 millones de dosis en total.

Bruselas, que temía que AstraZeneca estuviese entregando al Reino Unido dosis que correspondían a los Veintisiete, quiere controlar cuántas vacunas se producen y a qué países se destinan, tras financiar por adelantado el desarrollo de las mismas con 2.900 millones de euros.

Las farmacéuticas europeas mantuvieron, por su parte, que “fabricar millones de dosis para personas en toda Europa y en todo el mundo es un desafío sin precedentes que involucra a múltiples socios, que trabajan las 24 horas del día sin comprometer la calidad o la seguridad de las vacunas”.

A su vez, expertos de la Organización Mundial de la Salud en rueda de prensa  expresaron su preocupación por las nuevas restricciones que ha impuesto la UE a la exportación de vacunas o ingredientes para producirlas, algo que, según ellos, podría dificultar la lucha contra la pandemia.

 

Vacuna de AstraZeneca

De otro lado, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) dio ayer su visto bueno a la vacuna de AstraZeneca en la Unión Europea (UE) para mayores de 18 años, tras varios días de tira y afloja entre esta farmacéutica y Bruselas que han llevado a la Comisión a activar hoy el control de las exportaciones de vacunas y publicar el contrato con el laboratorio anglosueco, pero ocultando datos esenciales. 

Además un fallo técnico ha permitido al semanario alemán “Der Spiegel” revelar el precio pactado entre la Comisión Europea (CE) y AstraZeneca por su vacuna, 870 millones de euros.

La CE publicó ayer el contrato con la farmacéutica, dentro de las tensiones generadas por los problemas en las entregas de sus dosis. 

 

En hospital de Wuhan

En China, expertos internacionales de la misión de la OMS visitaron ayer el hospital de Wuhan que trató algunos de los primeros casos conocidos de Covid-19, entonces considerada una “extraña neumonía”, a finales de diciembre de 2019.

En el Hospital Provincial de Medicina Integrada Tradicional China y Occidental, también conocido como el hospital de Xinhua, la doctora Zhang Jixian recibió el 26 de diciembre de ese año a una pareja mayor que se quejaba de fiebre y tos, los que serían los primeros casos.

 

Contagios diarios, a la baja

La Organización Mundial de la Salud (OMS) notificó ayer 564.000 nuevos casos de Covid-19 en el mundo, que elevan el total global a 100,8 millones, aunque se mantiene la tendencia a la baja en contagios diarios ya iniciada hace más de dos semanas.

Los fallecidos en la pandemia se elevan a 2,17 millones, 16.000 en las últimas 24 horas, aunque por primera vez desde finales de diciembre la cifra de ayer (día en el que suele darse el repunte semanal de fallecidos) es inferior a la del viernes anterior.

 
Colprensa

Comentarios