Eficacia de la vacuna rusa, entre las más altas del mundo

Crédito: EFE - EL NUEVO DÍA
La vacuna, desarrollada por el Centro Nacional Gamaleya de Epidemiología y Microbiología de Rusia, ya se ha autorizado en 16 países, incluidos Argentina, Bolivia, Paraguay, México y Venezuela.
PUBLICIDAD

Un análisis provisional de los datos del ensayo en fase III de la vacuna contra la Covid-19 de Rusia (Sputnik V) sugiere que un régimen de dos dosis ofrece una eficacia del 91,6% contra la enfermedad sintomática; una protección que en mayores de 60 años es muy parecida y se eleva al 91,8%.

Los resultados preliminares, publicados en “The Lancet”, se basan en el análisis de los datos de casi 20.000 participantes, de los cuales tres cuartas partes recibieron la vacuna y una cuarta parte un placebo.

El ensayo incluyó a 2.144 participantes mayores de 60 años y la eficacia de la vacuna fue del 91,8% en este grupo: la vacuna fue bien tolerada y los datos de seguridad de 1.369 de estos adultos mayores revelaron que los efectos adversos más comunes fueron los síntomas gripales y la reacción local.

Estos coinciden con la mayoría de los efectos adversos notificados en los otros grupos, que en general fueron también leves; los graves (los que requirieron ingreso hospitalario) fueron escasos tanto en el grupo de placebo (0,4%) como en el de la vacuna (0,2%).

Ninguno, dicen los autores, se consideró asociado a la vacunación; se notificaron cuatro muertes en el ensayo, ninguna de las cuales se consideró relacionada con la vacuna.

En un comentario asociado a esta investigación, Ian Jones, de la Universidad de Reading, y Polly Roy, de la London School of Hygiene & Tropical Medicine (que no participaron en el estudio), afirman: el desarrollo de la vacuna Sputnik V ha sido criticado por “una premura impropia, atajos o falta de transparencia”, pero el resultado que aquí se presenta “es claro y se demuestra el principio científico de la vacunación”.                                

“Esto significa que otra vacuna puede unirse ahora a la lucha para reducir la incidencia de la Covid-19”, asegura.

La Gam-Covid-Vac o Sputnik V es una vacuna de dos partes que incluye dos vectores de adenovirus -rAd26-S y rAd5-S- que han sido modificados para expresar la proteína S del Sars-CoV-2.

Los adenovirus también están debilitados para que no puedan replicarse en las células humanas y no puedan causar la enfermedad.

 

Ya se aplica en América Latina

La demanda de la vacuna rusa en América Latina asciende a unos 400 millones de dosis, cerca de la mitad del total mundial. Un total de 100 millones de dosis corresponden a los acuerdos suscritos con Brasil y México. Incluso Brasil ya produce la vacuna rusa en su territorio. Ocho millones de dosis mensuales, inicialmente serán destinadas a Argentina, Bolivia y México. En tanto, Venezuela recibirá 10 millones de dosis. Argentina ya desembolsó unos 340 millones de dólares para 20 millones de vacunas. 

El Gobierno mexicano firmó un contrato para 24 millones de dosis de Sputnik V, que pronto recibirá la autorización de uso de emergencia en el país, reveló ayer el Gobierno.

En términos generales, América Latina y el Caribe, Brasil lleva 1,45 millones de dosis administradas, seguido por México con 656.044, Argentina con 327.999, Chile con 67.096, Costa Rica con 48.128, Panamá con 6.420 y Ecuador con 2.982.

La eficacia de la vacuna Sputnik V contra casos graves de infección por coronavirus fue del 100%.

EFE

Comentarios