Iraq cree que visita del Papa lo pone en el “camino de estabilidad” pese a ataques

Crédito: Tomada de Vanguardia / EL NUEVO DÍAUn policía iraquí caminaba ayer junto a unos afiches del papa Francisco, frente a la Iglesia Católica Caldea de San José en el distrito de Karada de Bagdad.
El primer ministro iraquí, Mustafa al Kazemi, afirmó ayer que la visita “histórica” del papa Francisco a Iraq, prevista del 5 al 8 de marzo, pondrá al país en el “camino de la estabilidad” pese a los continuos ataques contra instalaciones civiles y militares.
PUBLICIDAD

En una reunión para supervisar los preparativos del país por el viaje del pontífice, Kazemi consideró que su llegada pondrá “al país en el camino de la estabilidad, desarrollo y prosperidad”, según un comunicado de la oficina del primer ministro.

Asimismo, indicó que “reforzará el simbolismo internacional e ideológico de Iraq” ya que Francisco tiene previsto reunirse el sábado con la máxima autoridad chíi, el ayatolá Ali Al Sistani, en la ciudad sagrada de Nayaf.

El papa Francisco reiteró que viajará mañana a Iraq, para una visita de tres días “porque no se puede desilusionar” a este pueblo por segunda vez, después de que a Juan Pablo II no se le permitiera ir a ese país.

El pontífice argentino, que visitará la capital Bagdad, Mosul, Erbil, Qaraqosh y Ur de los Caldeos, pidió oraciones para que “este viaje pueda ir bien” y se “haga de la mejor manera”.

Pero a tan solo dos días de su llegada, se ha producido ayer en la mañana un ataque contra una base militar en Iraq con presencia de tropas de la coalición internacional liderada por Estados Unidos.

Una fuente militar iraquí, que pidió el anonimato, afirmó que “no hay bajas humanas ni pérdidas materiales en el ataque en que ha sido blanco la base de Ain al Asad”, en la provincia iraquí de Al Anbar. Hasta el momento ningún grupo ha reivindicado la acción. 

La base de Ain al Asad, donde también hay presencia de militares españoles de la coalición internacional antiterrorista, ya fue atacada en diciembre de 2019 con cinco misiles.

Este es el segundo ataque en el último mes contra una base con presencia estadounidense, después de que el 15 de febrero un contratista muriera por el impacto de cohetes contra una base en Erbil, en el Kurdistán iraquí.

 

DATO

Hasta 2003, Iraq contaba con un 1,5 millones de cristianos. Hoy, no serían más de 300.000 o 400.000, debido a la guerra y el terrorismo del Estado Islámico.

EFE

Comentarios