Multimillonario compró equipo de fútbol y exigió que su hijo tenía que jugar

Crédito: Tomada de Twitter / EL NUEVO DÍA.
He Shihua, un multimillonario inversionista chino, compró un equipo de fútbol de segunda división llamado Zibo Cuju y exigió que su hijo tenía que jugar de 10.
PUBLICIDAD

Lo que más ha llamado la atención es que el hijo del multimillonario es bastante limitado para jugar, lo cual ha convertido el hecho en tendencia mundial.

Pese a no tener el estado físico de un deportista profesional, con un peso 126 kilos, el heredero de He Shihua se dio el lujo de saltar al campo de juego.

El equipo, que para completar va último en el torneo de segunda división, volvió a perder, y la actuación del hijo del hombre dejó mucho que desear.

Redacción web.

Comentarios