Froome quedó descartado para correr el Tour de Francia

COLPRENSA - EL NUEVO DÍA
El corredor británico Chris Froome será baja en el Tour de Francia debido a la grave caída sufrida antes de la cuarta etapa del Criterium del Dauphiné Liberé, una contrarreloj de 26,1 kilómetros con salida y meta en Roanne, que se ha adjudicado el belga Wout van Aert (Jumbo-Visma) y el británico Adam Yates (Mitchelton-Scott) es el nuevo líder.

"Es un accidente muy grave. Claramente, no estará al comienzo del Tour. Pasará bastante tiempo antes de que vuelva a correr", sentenció el director del Ineos, Dave Brailsford. Chris Froome no podrá así optar a unirse al panteón de los pentacampeones del Tour: Anquetil, Merckx, Hinault e Indurain.

Una caída en el descenso de la subida a Saint André-D'Apchon, una 'tachuela' a algo más de 600 metros en el ecuador de la contrarreloj del Dauphiné, durante el reconocimiento de la etapa acabó con su cuerpo contra un muro, y las esperanzas de volver a ganar en París esparcidas por el asfalto.

Froome tuvo que ser trasladado en helicóptero a un hospital "de Lyon o Saint-Etienne", indicó Brailsford, en medio de la conmoción por la baja de uno de los grandes candidatos a la victoria en el Tour, donde el británico esperaba resarcirse de su ausencia en 2017 por el resultado anómalo en un control de la Vuelta y el tercer puesto de 2018.

Bajo el 'efecto Froome', el belga Van Aert, con un tiempo de 33 minutos y 38 segundos, dominó con holgura la crono del criterium en la que Tom Dumoulin, tercero a 47 segundos, pareció haberse recuperado de la caída que le obligó a abandonar el Giro y fue el mejor del grupo de candidatos a lograr el amarillo en la 'Grande Boucle'.

Por su parte, el colombiano Nairo Quintana volvió a demostrar que aún le resta un margen de mejora importante en la pugna contra el crono y cedió más de un minuto y medio respecto al ganador. En cambio, el pupilo de Eusebio Unzué es décimo en la general, a 40 segundos de Yates, y aún tiene opciones de ganar en la antesala del Tour.

Tras la crono, la clasificación general está muy ajustada, con Yates con apenas 4 y 6 segundos de renta respecto al anterior líder, el belga Dylan Teuns, y el estadounidense Tejay van Garderen, segundo en la crono de este miércoles que marcó la caída de Froome, y su baja para el Tour.

Este jueves se disputa la quinta etapa entre Boën-sur-Lignon y Voiron, de 201 kilómetros y cuatro puertos de cuarta categoría propicia para una larga escapada y una llegada masiva al sprint antes de que la montaña empiece a asomar por el Dauphiné Liberé.

COLPRENSA

Comentarios